Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

Obama se va: ¿qué legado deja?

US President Barack Obama delivers remarks to criminal justice activists at the South Court Auditorium in Washington, DC, September 18, 2015. AFP PHOTO/JIM WATSON

Jaime Septién - publicado el 15/01/17

Luces y sombras de ocho años de mandato

A unos días de dejar el cargo, todavía puede haber sorpresas. Apenas la semana pasada, la penúltima semana de sus ocho años al frente de la Casa Blanca, Barack Obama selló un acuerdo con el gobierno de Cuba para dar por terminada la política preferencial que sostenía Estados Unidos con los inmigrantes cubanos.

Para algunos analistas y políticos republicanos como el alcalde de Miami, Tomás Pedro Regalado, (de origen cubano, nacido en La Habana) este fue el “último regalo de Obama a Castro”. Para otros, es un gesto de congruencia con su apertura a Cuba y una “papa caliente” que le deja a su sucesor, quien no se ha mostrado proclive a seguir el clima de entendimiento con la isla.

Lo de Cuba fue, más o menos circunstancial, pero ha pasado como un gran triunfo de su política exterior el poner fin a más de medio siglo de bloqueo comercial, económico y político entre ambos países. Pero no era su prioridad.

Su prioridad, cuando asumió la presidencia en enero de 2009, era revivir la economía de Estados Unidos, tras la llamada Gran Recesión, la crisis económica mundial que comenzó en el año 2008, y fue originada, justamente, en Estados Unidos por los fallos en la regulación económica, la gran cantidad de delitos cometidos por los bancos, la sobrevalorización de productos, crisis alimentaria mundial y energética, y la amenaza de una recesión en todo el mundo, así como una crisis crediticia, hipotecaria y de confianza en los mercados.

Con lentitud, pero con tenacidad, Obama pudo levantar la economía de Estados Unidos, y con ella la de buena parte del mundo. En ocho años creó cerca de 12 millones de empleos y, por tanto, la tasa de desempleo bajó hasta 4.6 por ciento, el nivel más bajo desde que tomó la presidencia de manos de George W. Bush.

Un tema debatido y profundamente polémico fue llamado “Obamacare”, nombre popular de la Ley para la Protección de Pacientes y Cuidados de la Salud Asequibles (The Patient Protection and Affordable Care Act), una reforma a las leyes de la salud firmada por Obama el 23 de Marzo del 2010 y que hizo que poco más de 20 millones de personas que no tenían seguro médico hoy cuenten con uno.

Sin embargo, gran cantidad de empresas y de empleadores pro-vida, como Hobby Lobby denunciaron que no podían ser obligadas a pagar seguros para sus empleados que cubrieran anticonceptivos y drogas que potencialmente induzcan al aborto. El 30 de mayo de 2014, la Corte Suprema (5 a favor 4 en contra) decidió que la empresa Hobby Lobby no podía, en efecto, ser obligada a que cumpliera el “mandato contraceptivo” como se estipulaba en el “Obamacare”.

El veredicto supuso un triunfo pro-vida y una derrota al sistema de salud que ahora Donald Trump ha dicho que, como primer acto de campaña, procederá a su eliminación.

Por otra parte, otro legado importante de Obama ha sido la apuesta por las energías limpias, el uso de gas natural, la energía eólica y la energía solar, cambiando el paradigma estadounidense por excelencia (el coche + la gasolina) y empujando la firma del acuerdo de París en la COP 21, mediante el cual Estados Unidos participa en el frente mundial en contra del cambio climático (acción que, muy probablemente no sea seguida por el nuevo régimen).

Quizá donde mayormente falló la propuesta de Obama fue en el tema de política migratoria. No pudo obtener una reforma migratoria integral, que había sido una de las grandes esperanzas de su mandato (por ser el primer presidente afroamericano de Estados Unidos). Y sí terminó deportando a cerca de 2.5 millones de personas, con lo cual se ganó el mote de “deportador en jefe” por parte de los grupos defensores de los derechos humanos de los migrantes en Estados Unidos.

Pero es incuestionable que el mayor legado de Obama fue su tenacidad para hacer historia en un país que todavía tiene abiertas las heridas del racismo. Esto aunado a la solidez de su matrimonio con Michelle Obama, una mujer que supo, como ninguna otra primera dama, estar sin estar, asumir enriqueciendo la presidencia de su marido, interesada en la educación de las mujeres y con una gracia natural inmensa.

Ella, la chica del South Side de Chicago, como la llamó su esposo en el discurso de despedida, fue uno de los legados históricos de Obama, contrastado con el desorden del futuro presidente en materia matrimonial.

Tags:
estados unidosinmigrantesobamasociedad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.