Aleteia

“O Sanctissima”, el himno a la Virgen difundido en todo el mundo aún en nuestros días

Comparte
Comenta

Una canción que habla de la naturaleza inmaculada de María antes de la declaración oficial de la Iglesia

Sicut lilium inter spinas Sic Maria inter filias

O Sanctissima, es una oración escrita en el siglo XVIII, cuyo autor, desconocido, dedica estos versos maravillosos a la Virgen María. Todavía hoy es muy difundida la versión original.

Es un canto que se usa de manera especial en la época de Navidad. El tema nos recuerda la santidad, la piedad y la dulzura de María. El texto hace referencia a la Inmaculada Concepción y subraya la belleza de la Virgen. Los dos primeros versos de la tercera estrofa son una clara alusión al Cantar de los Cantares.

La fórmula “ruega por nosotros” se repite a menudo como en las letanías de Loreto, finalmente “ruega por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte” es la invocación que encontramos en el Ave María.

Podemos meditar sobre esta pequeña obra maestra con las palabras de san Luis Grignon de Monfort cuando escribe en su Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen:

Los santos han dicho cosas admirables de esta Santa Ciudad de Dios, y nunca han estado más elocuentes ni más satisfechos que cuando han hablado de Ella. Así, todos a una exclaman que la altura de sus méritos, que la han elevado hasta el trono de la Divinidad, no se puede percibir con la vista; que la anchura de su caridad, más extensa que la tierra, no puede medirse; que la grandeza de su poder, que se extiende hasta sobre el mismo Dios, no puede comprenderse, y, en fin, que lo profundo de su humildad, como de todas sus virtudes y de todas sus gracias, que son un abismo, no puede sondearse“.


Por Costanza d’Ardia

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día