Aleteia

Es legítimo permitir a los cristianos construir iglesias en una nación islámica

Église d'Egypte © Pixabay
Comparte
Comenta

El presidente egipcio anuncia la construcción de la más grande iglesia copta

Según los preceptos coránicos, es “absolutamente legítimo permitir a los cristianos construir iglesias en el seno de una nación islámica”, confirma la “Casa de las Fatwas” (Dar-Alifta), organismo egipcio presidido por el gran muftí de Egipto.

La confirmación de la institución encargada de difundir orientaciones y poner fin a las dudas y controversias relativas a la aplicación de la ley islámica, informa la agencia Fides, interviene tras el anuncio hecho por el presidente Abdel Fattah al Sisi de su intención de inaugurar, de aquí a 2018, la iglesia copta más grande de Egipto.

Un proyecto ambicioso

El texto aprobado por la Casa de las Fatwas hace hincapié igualmente en que el islam apoya las leyes civiles basadas en el respeto de la igualdad entre ciudadanos y que el mismísimo profeta Mahoma se mostró favorable al principio de reciprocidad entre Estados de identidad religiosa diferente.

La construcción de esta iglesia se concibe en el marco de un “proyecto urbanístico ambicioso” destinado a crear ex nihilo una nueva ciudad en las inmediaciones de El Cairo, donde también se instalarán oficinas gubernamentales e instituciones políticas.

El presidente egipcio, que será uno de los financieros del proyecto, tomó la palabra durante la misa de Navidad en la catedral copta ortodoxa, celebrada por el patriarca Teodoro II, para anunciar la construcción simultánea de la mezquita más grande y de la iglesia más grande de Egipto. Durante su intervención, también confirmó “el compromiso adquirido” en relación a la reconstrucción de todas las iglesias dañadas o destruidas desde el verano de 2013, después de la deposición del presidente Mohamed Morsi.

Otra fatwa más… contra el odio

El pasado 23 de diciembre, con miras a las fiestas de Navidad, la Casa de las Fatwas aprobó un primer texto que confirmaba, según informa Fides, que “un musulmán no debe tener ninguna duda a la hora de dar sus felicitaciones a los amigos y conocidos cristianos con motivo de sus fiestas litúrgicas y solemnidades”, destacando que dicho “comportamiento contribuye a la convivencia pacífica entre los diferentes componentes de la sociedad”.

Un pronunciamiento oportuno y necesario después de que predicadores salafistas reiteraran la prohibición de felicitar a los cristianos. Algunos no dudaron en denunciar este buen deseo como un “pecado grave”, y otros declararon incluso que “el odio dirigido hacia los cristianos es una especie de precepto religioso”.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
egiptoiglesiaislam
Newsletter
Recibe Aleteia cada día