Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 19 abril |
San León IX
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por qué Dios hizo más sensibles a las mujeres?

Chepko Danil Vitalevich

Felipe Aquino - publicado el 11/01/17

Existen preguntas que sólo se responden con la propia vida. Conoce esta bella historia…

Realmente no es fácil para los hombres comprender por qué las mujeres lloran con tanta facilidad. Lloran porque están tristes, lloran porque están alegres, lloran de emoción, de decepción… Hay lágrimas disponibles para todo. San Agustín decía que las lágrimas que una madre derramaba por su conversión frente al Sagrario, “eran la propia sangre del corazón destilada en lágrimas en sus ojos”.

Una vez, un joven le preguntó a su mamá:

– Mamá, ¿por qué estás llorando? Y ella respondió:

– Porque soy mujer…

– Pero… no entiendo.

La madre se inclinó hacia él, lo abrazó y le dijo:

– Mi amor, ¡jamás lo entenderás!

… Más tarde, el chico le preguntó al papá:

– Papá, ¿por qué mamá llora a veces, sin motivo? El hombre respondió:

– Todas las mujeres lloran siempre sin ningún motivo…

Era todo lo que el papá fue capaz de responder.

El jovencito creció y se volvió un hombre. Y, de vez en cuando hacía la misma pregunta: ¿Por qué será que la mujeres lloran, sin tener motivo para ello?

Una vez ese hombre se arrodilló y le preguntó a Dios:

– Señor, dime… ¿Por qué las mujeres lloran con tanta facilidad? Y Dios le dijo:

– Cuando creé a la mujer, tenía que hacer algo muy especial. Hice sus hombros fuertes, capaces de aguantar el peso del mundo entero… Pero lo suficientemente suaves para consolarlo. Le di una inmensa fuerza interior, para que pudiera soportar los dolores de la maternidad y también el desprecio que a menudo proviene de sus propios hijos. Le di una fortaleza que le permite continuar siempre cuidando de su familia, sin quejarse, a pesar de las enfermedades y el cansancio. Le di una sensibilidad para amar a sus hijos, en cualquier circunstancia, incluso cuando esos hijos la lastimen mucho…

Esa sensibilidad le permite ahuyentar cualquier tristeza, llanto o sufrimiento de niño, y compartir las ansiedades, dudas y miedos de la adolescencia. Sin embargo, para que pueda aguantar todo eso, hijo mío… Le di las lágrimas, y son exclusivamente suyas, para usarlas cuando lo necesite. Al derramarlas, la mujer vierte en cada lágrima un poquito de amor. Esas gotas de amor se desvanecen en el aire y salvan a la humanidad.

El hombre respondió con un profundo suspiro:

– Ahora entiendo el sufrimiento de mi madre, de mi hermana, de mi esposa… ¡Gracias, Dios mío!

Por Felipe Aquino

Tags:
amordiosemocionesfamiliamujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
2
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Rafael Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por e...
3
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
4
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.