Aleteia

Al Partido Comunista no le gusta, pero cada vez más chinos celebran la Navidad

Creative Commons
Comparte
Comenta

La Academia China de Ciencias Sociales teme un "nuevo avance de la cristianización": "Es un serio desafío"

Carteles de “Feliz Navidad” se exponen abiertamente en las calles comerciales de la China comunista. “Es un serio desafío“, de acuerdo con la Academia China de Ciencias Sociales, que ve en el creciente interés de los chinos por la Navidad “un nuevo avance de la cristianización“.

En las grandes ciudades, muchas tiendas y calles comerciales están adornadas con los colores navideños. Hay imágenes de Papá Noel, árboles de Navidad y villancicos por todas partes. Algunos creen que todo es una perspectiva puramente comercial; otros que es por la globalización cultural, asociada con Occidente.

“El frenesí de Navidad”

Entre las entidades intelectuales más próximas al poder central, esta fascinación por la Navidad es observada con cautela, cuando no con hostilidad. El fenómeno es visto como “contrario al espíritu de patriotismo” defendido por los líderes chinos. En 2014, la Academia China de Ciencias Sociales llegó a publicar un libro para señalar los “más serios desafíos” que están surgiendo en el país y citó explícitamente cuatro:

– los ideales democráticos exportados por las naciones occidentales
– la hegemonía cultural occidental
– la diseminación de la información a través de internet
– la infiltración religiosa.

Poco después, un grupo de diez estudiantes chinos de doctorado publicaron un artículo en que analizan el fenómeno denunciado como “frenesí de Navidad” y piden al pueblo chino que lo rechace. Según esos estudiantes, la “fiebre de la Navidad” en China demuestra la “pérdida de la primacía del alma cultural china” y el colapso de la “subjetividad cultural china”. Invitan a sus compatriotas a tener mucho cuidado con lo que consideran “un nuevo avance de la ‘cristianización’” en su país.

Aquí algunos extractos del texto:

“Fiesta de la Sagrada Natividad” en las escuelas

“Lo peor es que, en los kinder y en las escuelas primarias y secundarias, los profesores comparten con los niños la ‘fiesta de la Sagrada Natividad’, montan ‘árboles del nacimiento de Jesús’, distribuyen ‘regalos por el nacimiento de Jesús’, hacen ‘tarjetas del nacimiento de Jesús’ y, así, imperceptiblemente, siembran en el alma de los niños una cultura importada y una religión extranjera“.

“Ausencia total de valores”

…La pérdida total de referencia ética, la moralidad en decadencia, la falta de sinceridad y un nivel insuficiente de cultura lleva a los chinos a buscar un puerto seguro para su cuerpo y para su alma; la perturbación mental causada por el ‘desencanto’ de la modernidad, junto con la ausencia total de valores, han incentivado a la gente a redescubrir el sentido de la vida religiosa. Además, la fiesta de Navidad es orquestada y utilizada por fabricantes y comerciantes como un gran evento comercial con fines lucrativos“.

Y sin embargo…

Por más que el gobierno chino y sus instituciones intenten sofocar el cristianismo en el país, aunque sea de forma cada vez más “sutil”, el hecho es que la curiosidad por el cristianismo aumenta cada vez más en China.

_________

Con información de Churches of Asia

Newsletter
Recibe Aleteia cada día