Aleteia

¿Cuáles podrían ser las noticias más importantes del año 2017?

Chris Chabot / CC
Comparte
Comenta

El futuro no está escrito, pero... tal y como fue 2016, estas podrían ser algunas pistas

El año 2017 será un año de cambios que pueden orientarse hacia muchos aspectos positivos, aunque también amanece con no pocas sombras.

He aquí los hechos más importantes previstos:

1.- La presidencia de Donald Trump. Hay incertidumbres sobre lo que hay que hacer, pero lo que se sabe es que buscará mejorar el aparato administrativo y la economía general de los Estados Unidos, en una política que mirará más hacia dentro que hacia fuera del país, o sea más proteccionismo. Mike Pence será un vicepresidente políticamente relevante porque conoce las interioridades de la administración americana (ha sido diputado en el Congreso durante 12 años, y ahora es gobernador de Indiana), frente a Donald Trump que no tiene experiencia política. Una incógnita es la política monetaria que seguirá Trump.

2.- En política internacional, el acercamiento de Estados Unidos y Rusia puede dar fin a la guerra en Siria, aunque el conflicto entre Israel y Palestina continuará, mientras que el acuerdo nuclear USA-Irán puede sufrir cambios. Un pacto entre Rusia y Estados Unidos puede resolver también la crisis de Ucrania, en favor de la población mayoritaria rusa en tierras ucranianas.

3.- En política de seguridad mundial, la mayor incógnita está en qué pasará con Europa y las relaciones triangulares Europa-Reino Unido-Estados Unidos. La aplicación del Bréxit por parte de Gran Bretaña puede tener problemas no solo económicos sino de seguridad, dependiendo de qué se va a hacer con la OTAN (el Tratado del Atlántico Norte, en vigor desde el inicio de la guerra fría). El terrorismo seguirá, si bien el terrorismo del ISIS, el llamado Estado Islámico, va a disminuir.

4.- Europa y el euro siguen una cierta crisis lenta y el año 2017 deberá ser el inicio de cambios importantes: habrá elecciones en Francia, Alemania, Holanda y tal vez en Italia, país éste que ha puesto en cuestión el euro y la burocratización de Europa en el referéndum del mes de diciembre y está muy endeudado. En Francia ganará la derecha de François Fillon –si gana Marine Le Pen sería el fin de Europa- igual que en Holanda y Alemania, según previsiones. Son países que quieren una Europa unida, pero “no este Europa de hoy”, según datos electorales recientes. Europa dejará de ser el centro de interés político y económico como en el pasado. La Unión Europea y la Gran Bretaña deberán digerir el Bréxit y la nueva política económica y de defensa de Donald Trump.

5.- En América Latina, será el primer año del post-castrismo y no se espera que ocurra nada espectacular en la isla hasta los años siguientes. Se celebrarán elecciones presidenciales en Chile, Ecuador y Honduras, donde se pueden registrar cambios, especialmente en Chile. La crisis de Venezuela seguirá su curso caótico, buscando acuerdos negociados entre el chavismo y la oposición. En Argentina habrá elecciones legislativas y en Bolivia elecciones jurisdiccionales. La economía de estos países sufrirá a causa de la caída de los precios de materias primas y de la política de proteccionismo prevista de Donald Trump.

6.- Asia.- Asia oriental y el Pacífico serán el epicentro de los conflictos e intereses de las grandes potencias: Rusia Japón, China y los Estados Unidos. China aumentará su arsenal militar lo que supondrá un gasto que afectará a su crecimiento, que está previsto en 6,9 por 100 de su PIB en 2017. Japón ha entrado en una recesión, si bien su índice de paro sigue siendo muy bajo y no preocupa excesivamente a las autoridades. Asia oriental y el Pacífico, puede llegar a ser una zona conflictiva, dadas las reivindicaciones territoriales de las potencias (Rusia, Japón, China) y el verso suelto de Corea del Norte.

7.- Oriente Medio.- La estrategia de las grandes potencias en Oriente Medio cambiará, dada la posición de Donald Trump sobre la energía y Rusia, así como las nuevas coordenadas mundiales de las fuentes de energía en que Arabia Saudita no será la potencia petrolera para los Estados Unidos. Siria podría dejar de ser escenario de la guerra más cruenta en la región, por los acuerdos entre Estados Unidos y Rusia. El nombramiento de Rex Tillerson, procedente de Exxon como Secretario de Estado de Donald Trump pone de relieve el interés de los EE.UU. y Rusia en relación al futuro de la energía, relegando a Arabia Saudí y los países del Golfo. El petróleo y el gas y las fuentes de energía serán un punto central en la política internacional en 2017. El mercado estará bien abastecido de energía.

8.- Refugiados.- El tema de los refugiados seguirá siendo importante en el mundo, pues no solo proceden de Siria, sino de todo el Oriente Medio, de África, de Asia y de América Latina. En 2017 habrá que contemplar además de los refugiados de las guerras, a los millones de personas y familias que deben emigrar forzosamente a causa de los derechos humanos y de las míseras condiciones de vida en la que viven. Cada año aumentan, según ACNUR de Naciones Unidas, el número de migrantes forzosos en el mundo, que supera los 65 millones.

9.- Derechos humanos y xenofobia. Las elecciones de Francia, Holanda y Alemania en 2017, así como el Bréxit británico, preocupan por el creciente populismo radicado en partido de ultraderecha y xenófobos. Preocupa que esta xenofobia y racismo se exporte a otros países, especialmente en el tercer mundo.

10.- Relaciones entre la Santa Sede y la Iglesia en China.- El año 2017 puede ser el año decisivo para la normalización de las relaciones entre la Santa Sede y los obispos chinos, tanto los fieles a Roma de siempre como los llamados “patrióticos” nombrados por el régimen chino. Asimismo, se espera que sea trascendental el viaje del papa Francisco a Portugal, con motivo del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima a los tres pastorcillos. Las apariciones de Fátima tuvieron una incidencia posterior en el devenir de la historia. Para la Jornada Mundial de la Paz, el Papa dirige su mensaje a apoyar “la no violencia”, que no es pasividad o rendición, sino que hay que practicarla de modo positivo “con decisión e coherencia” como lo hicieron Mahatma Gandhi y Khan Abdul Ghaffar Khan en la liberación de la India, Martin Luther King contra la discriminación racial o Leymah Gbowee, para la paz en Liberia.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día