Aleteia

Kim Jong Un prohíbe la Navidad y ordena a los norcoreanos celebrar el nacimiento de su propia abuela

© KNS / AFP
Comparte
Comenta

El mandatario sustituye la fecha del nacimiento de Jesús por la de la “Sagrada Madre de la Revolución”

Pyongyang solía ser el hogar de más cristianos que cualquier otra ciudad coreana, siendo incluso la sede del obispado de la nación. Todo ello cambió a inicios de los años 50 del pasado siglo, cuando las autoridades decidieron suprimir oficialmente cualquier tipo de actividad de culto cristiana.

De hecho, varios grupos de promoción y defensa de los derechos humanos estiman que entre cincuenta mil y setenta mil cristianos se hallan encerrados en prisiones y campos de concentración en Corea del Norte, simplemente por practicar su fe.

Aun así, durante estas fechas no es del todo extraño conseguir árboles de Navidad en algunas tiendas de lujo y restaurantes en Pyongyang aunque, eso sí, desprovistos de cualquier significado religioso.

Kim Jong-Un ha dado un paso más en la prohibición de la celebración de la Navidad en la nación, ordenando que en la noche del 24 se conmemore, más bien, el natalicio de su propia abuela, Kim Jong-Suk, una guerrillera comunista anti-japonesa, quien habría nacido en la víspera de Navidad de 1919, y fuese la esposa del primer dictador de Corea del Norte, Kim Il Sung.

Muerta en 1949, y considerada la “Sagrada Madre de la Revolución”, muchos le rinden tributo en estas fechas visitando su tumba.

Para leer más sobre este tema, puede visitar el artículo publicado por Fox News (en inglés).

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día