Aleteia

Museos Vaticanos: Una directora “absolutamente en línea” con Francisco

Comparte
Comenta

“Todo lo que hacemos responde al mensaje del Papa. Absolutamente en línea”. Son algunas de las primeras palabras de Barbara Jatta, quien el 1 de enero próximo se convertirá en la primera mujer en asumir la dirección de los Museos Vaticanos en más de 500 años de historia. En su presentación a la prensa, contó que supo de su nombramiento de manera imprevista en mayo y anticipó que no invitará a Francisco a visitar las galerías “porque tiene otras prioridades”. 

Bibliotecaria de formación, casada y madre de tres hijos, Jatta proviene de la misma estructura vaticana. Hasta junio trabajaba en la Biblioteca Apostólica. Fue elegida por Jorge Mario Bergoglio para suceder a Antonio Paolucci, director desde el año 2007. Con gran cortesía y paciencia atendió a los periodistas este viernes 23 en la sala de conferencias de los Museos Vaticanos. Su primera aparición pública. 

Relató cómo supo de su designación. El 16 de mayo acompañó al Bibliotecario de la Santa Iglesia Romana, Jean-Luois Bruguès y el prefecto, Cesare Pasini, a entregar al Papa una estampa realizada con motivo del Jubileo de la Misericordia. “Durante la audiencia me hicieron hablar a mi porque era un proyecto que seguía mi sección, y veía que el Papa me miraba con mucha atención, con un ojo vigilante y atento. A la salida me dije: El Papa sigue las cosas, es muy atento e interesado”, señaló. 

Y continuó: “Eso fue un lunes, el viernes 20 me llamó el prefecto y me pidió ir por la tarde a la casa del bibliotecario, creí que necesitaba un consejo artístico pero en realidad me dijo que le había llegado una carta en la cual le anunciaban que había sido autorizada mi transferencia a los Museos como vicedirectora para acompañar a Paolucci y después tomar su lugar. Se pueden imaginar mi estado de ánimo en ese momento. Desde entonces no he vuelto a ver al Papa y no quiero apurarlo, cuando él quiera estaré feliz de verlo”. 

Aunque Francisco no ha visitado oficialmente los Museos Vaticanos desde su elección pontificia, Jatta aseguró que no insistirá sobre el particular. Esa ausencia fue la nota doliente de la gestión Paolucci, tanto que el director saliente llegó a manifestarlo en público. ¿Con la nueva dirección las cosas cambiarán?  

Ella misma respondió. Reveló que hace algunas semanas el líder católico estuvo en los museos, más específicamente en un salón de la Pinacoteca. Pero no para visitarlo, ni para encontrar a sus empleados, sino para asistir a una cena con motivo del Jubileo de la Curia romana. Estuvo allí el tiempo de la cena y después se retiró.  

“Pero pienso que las prioridades de su pontificado son distintas a las de visitar museos, está haciendo un trabajo tan extraordinario y no seré yo a pedirle que venga, cuando él quiera lo recibiremos con afecto honrados de su presencia”, precisó Jatta. 

No obstante, ella aseguró que los museos han manifestado “muchas señales” en sintonía con la idea del Papa sobre el arte, especialmente el arte moderno y contemporáneo. Mencionó la inauguración reciente de la primera videoinstalación colocada en el lugar y realizada por los artistas italianos de Studio Azurro.  

Sin mencionar alguna otra iniciativa concreta nueva, recordó que el Museo Etnológico cuenta con 80 mil piezas y es un espacio donde “seguramente” el Papa Francisco puede “ver cumplida esta idea suya del arte”, porque manifiesta la expresión de un “arte muy simple, muy pobre en cierto sentido”, realizado con materiales muy sencillos, para nada preciosos.  

Luego apuntó: “No existen dudas que todo lo que nosotros hacemos de alguna manera va en línea con lo que dice el Papa, todo el trabajo realizado en el museo etnológico va en este sentido. Absolutamente en línea”.  

Más adelante indicó como uno de los “grandes desafíos” de los museos el crecimiento ininterrumpido en el flujo de visitantes el cual –aclaró- “por suerte” se está dando en los meses de temporada baja. Anticipó que su idea no es la de limitar el número sino, más bien, diferenciar la “masa de gente” sensibilizando a los operadores turísticos y los guías. No ocurrirá lo mismo en la Capilla Sixtina donde “de alguna manera el flujo se deberá reglamentar”.  

Precisó que “son muchísimas” las restauraciones previstas para el próximo año, de la Sala de Constantino hasta el patio de la Piña, pasando por el Apartamento Borgia y otros sectores. Además reveló que las Habitaciones de Rafael serán próximamente iluminadas y climatizadas.  

Aseguró que continuará la política de la dirección Paolucci en materia de conservación preventiva y restauración. Destacó que durante su gestión unas tres mil 700 obras salieron de los museos para exhibiciones externas, una costumbre que continuará en 2017 con una muestra mariana en el Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa con motivo de la visita del Papa a Fátima, prevista para el 12 y 13 de mayo próximos. Proyectos que se sumarán, por ejemplo, a un nuevo sitio web de inminente apertura.  

“Me considero como profesionista y considero, sobre todo, mi personalidad de Barbara Jatta antes que mi figura de mujer. Claro, soy una mujer que tiene su sensibilidad y su modo de ser. Busco la armonía entre las personas y las cosas, trataré de llevar la armonía en mi dirección, en las personas que trabajan conmigo y están dadas todas las condiciones para que esto ocurra, y también la armonía de las cosas. Hablar sobre uno antes de empezar no me parece correcto, ya les tocará a ustedes juzgarme”, apuntó. 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día