Aleteia

Muna Navarra, la niña refugiada que nació en una fragata

Twitter-Estado Mayor Defensa
Comparte
Comenta

El drama del Mediterráneo: un migrante muere cada dos horas

Muna Navarra acaba de nacer. Lleva el nombre de una hermana de su madre y del lugar donde ha nacido: la Fragata “Navarra” desplegada en el Mediterráneo.

La Fragata rescató ayer frente a las costas de libia “a 217 personas, incluyendo un fallecido, que intentaban llegar a Europa a bordo de dos embarcaciones neumáticas”, informa el Ministerio de Defensa español.

“Entre los rescatados se encontraba una mujer en avanzado estado de gestación. Una vez atendida por los servicios médicos del buque, y alojada en la enfermería de emergencia, entrada la tarde se puso de parto. El equipo sanitario de la fragata ‘Navarra’ estuvo monitorizando a la mujer durante toda la noche”.

La niña pesó tres kilos y doscientos gramos y tanto la madre como la hija se encuentran “en muy buen estado de salud”. Han tenido mucha suerte.

Un migrante muere cada dos horas

Una de cada siete personas en el mundo, es decir, unos 1.000 millones, vive en un lugar distinto al que nació. En el año 2.016, más de 7.000 personas han muerto intentando conseguir un futuro mejor. En el Mediterráneo intentando llegar a Europa han muerto 5.000 personas. Cada día mueren doce migrantes: un hombre, una mujer, un niño o una niña cada dos horas.

CAFOD Photo Library-CC

El director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), William Lacy Swing, alertaba con motivo del Día Internacional del Migrante sobre la situación en la que se encuentran muchos migrantes: “mueren ahogados, al hundirse las embarcaciones en las que los traficantes los hacinan, migrantes que perecen de extenuación al atravesar desiertos o, peor aún, migrantes que mueren cuando sus captores –en lugares como Libia– les quitan todas sus pertenencias, a ellos y sus familias, para después matarlos y enterrarlos en fosas comunes”.

Según explica Swing: “A veces mueren lejos de sus familias; otras veces, estas les acompañan, o están cerca rezagadas”. “Muchos podrían haber evitado el destino fatal que les aguardaba en sus peligrosas travesías de haber podido contar con información acerca de los riesgos y de las oportunidades existentes para una vida mejor”, concluye.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
inmigracionmuertemundo
Newsletter
Recibe Aleteia cada día