Aleteia

Emocionante: niño manda tarjeta de Navidad a su padre fallecido

Comparte
Comenta

Creyendo que la carta llegaría al cielo, él la amarró a un globo y lo soltó

¿Conoces esa historia que se le cuenta a los niños cuando alguien muere? ¿Esas viejas frases que, de forma simplista y temporal, ayudan a explicar la muerte y amenizan durante unos momentos el sufrimiento de los pequeños? ¿Quién no ha dicho alguna vez: “Fulano se fue al cielo”, “Mengano se volvió una estrellita”?

Pues bien, un niño creyó plenamente en eso. Y decidió enviar al cielo, una tarjetita que escribió con mucho cariño a su padre que, por lo que se entiende del texto, murió recientemente.

La carta fue encontrada amarrada en un globo de gas azul en Escocia por Stuart McColl, de 30 años, mientras caminaba con su perro. El hombre pensó que se trataba de una curiosa escena y decidió abrir la carta, ¡cuál fue su emoción al ver su contenido!

Con varios corazoncitos el chico apasionado de fútbol dejó entrever la falta que le hace su padre y manifestó su preocupación con él. Como cualquier niño, no olvidó pedir los regalos de Navidad.

Mira la traducción de la carta:

“¡Hola papá! Sólo te escribo para decirte que te extraño y quiero contarte las novedades.

Estoy seguro que sabes que estoy de acogida (carita triste) porque mamá está enferma y mi oído está obstruido desde el lunes. Pero mañana nos vamos (carita feliz). Yo realmente extraño la escuela y a ti. Yo se que estás en el cielo, pero ¿estás seguro?

Ah, sí, antes de irme, aquí están mi sueño y mi lista de Navidad.

Mi sueño es que me escribas una nota y la pongas debajo de mi almohada.

Lista de Navidad:

  • Botas de fútbol;
  • Los tacos para césped sintético;
  • Portería;
  • Nueva pelota del Campeonato inglés;
  • Uniforme del Real Madrid.

¡Adiós, papá, te amo!”

Desgraciadamente, el niño se olvidó de firmar la cartita. Por eso, Stuart McColl, comenzó un verdadero maratón por Internet para intentar dar con el autor. Varias personas también quieren ayudar a encontrar al niño para darle los regalos que él pidió, y así hacer que su Navidad sea un día diferente.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día