Aleteia

NAVIDAD EN EL MUNDO: Colombia, familia, natillas, buñuelos y lechona

Comparte
Comenta

Los colombianos celebran la Nochebuena con calor, rodeados de familiares y con diferentes platos típicos acorde a las regiones

Desde los últimos días de noviembre muchos pueblos en Colombia empiezan a vestirse de luz y color. De hecho, Medellín es una de las ciudades que se prepara para recibir turistas del interior y exterior por sus hermosos alumbrados que adornan la ciudad.

Las luces, los villancicos y hasta los trancones en el tránsito para movilizarse de un lado a otro avisa que la fiesta que muchos esperan para compartir en familia está llegando.

Esta gran fiesta de la Navidad congrega a las familias y a los amigos alrededor del pesebre, es por ello que no hay familia colombiana que se respete que pase por alto la decoración navideña del hogar y un lugar especial para ambientar un Belén.

Desde que inicia diciembre las reuniones familiares se hacen con mayor frecuencia. Primero, se reúnen los primeros días a “armar la Navidad” en casa de la abuela. Luego, el 7 de diciembre, Vísperas de la Inmaculada Concepción, se vuelven a congregar para juntos iluminar con velitas el camino de la Virgen María.

Y el 16, más cerca de la Nochebuena se preparan todos juntos, en familia, para la llegada del Niño Dios a través del rezo de la Novena. Todos estos eventos que van contagiando de espíritu navideño a las familias se ven acompañados de villancicos, el uso de maracas y de los tradicionales platos típicos que se ofrecen con mayor fuerza durante todo el mes de diciembre.

En la época de Navidad, en casi todas las ciudades de Colombia, se acostumbra compartir la natilla y los buñuelos. En algunas regiones se preparan los tamales y las empanadas. Las abuelas organizan sus ollas para preparar un rico arroz con leche y para fritar las hojuelas. Nada de esto puede faltar en las celebraciones de familias y vecinos.

¡Llegó el Niño Dios!

Ya en la Nochebuena, el 24 de diciembre la gente se reúne en familia para rezar el último día de la Novena, comer juntos y esperar la medianoche para abrir los regalos, ya que a primera hora del 25 es el Niño Jesús quien deja los regalos en el árbol para los niños que esperan ansiosos el momento oportuno para abrirlos.

Muchos acostumbran adorar al Niño con algún gesto: besándolo, poniéndose de rodillas. Otros también acostumbran ir a la parroquia más cercana para participar de la Misa de Gallo o de las Vísperas de Navidad.

Al momento de sentarse juntos en la mesa a compartir la cena se eleva una oración de gratitud, y con villancicos de fondo se prueba una cantidad de potajes que varían según las regiones y las costumbres de cada familia.

Public Domain /CC
Natilla colombiana

En algunos hogares se come pavo relleno, sobre todo en la región Caribe, otros prefieren como plato fuerte “Lechona”, que es un cerdo relleno y horneado, también hay quienes comparten pernil de cerdo, pavo asado o tamales. Esto lo acompañan con vinos blancos, tintos o espumosos, y en algunas familias acostumbran tomar chocolate caliente.

Algunos dicen que la ciudad de Popayán tiene el mejor plato para compartir en la Nochebuena. El plato se llama “Noche Buena Payanés” y remonta a los tiempos de la colonia; reúne mucha costumbre gastronómica indígena, afro, y europea.

Este plato dulce contiene: limones desamargados, brevas caladas, naranjas agrias desamargadas, naranjas desamargadas, pomelos desamargados, papayuelas, cidra, papaya verde, ajíes dulces, manjar blanco, dulce de leche con azúcar, dulce de leche con panela, buñuelos de almidón de yuca, hojuelas y rosquillas.

Después de la rica cena y de abrir los regalos muchos siguen de largo para ver el amanecer del 25, otros se acuestan en su debido momento para poder aprovechar el día de la Navidad para para visitar a los familiares y amigos con los que no pudieron estar en la Noche Buena.

Y así siguen las celebraciones para honrar al Niño Jesús que es capaz de recuperar aquello perdido y devolver la paz a todos los corazones.

En el pueblo del Tolima se acostumbra comer la Lechona, a continuación la receta para 50 personas:


Lechona estilo Tolima

Tamorlan /Wikipedia

Ingredientes:

Una lechona virgen o lechón castrado que no pase de un año de edad y que pese mínimo dos arrobas vivos.

4 tazas de manteca de cerdo

1 atado de cebolla larga sin la parte verde picada bien fina

3 libras y media de arveja seca remojada y cocida que quede blanda

2 libras de Arroz blanco cocinado

Sal, pimienta y cominos al gusto.

Preparación

Se desangra al matarlo y se guarda la sangre para las morcillas.

Después de removidas las vísceras se procede a desprender con mucho cuidado el cuero dejando una capa de tocino de un centímetro pegado al cuero.

Se sala generosamente por dentro (esto es importante para que tueste el cuero y coja color dorado.

El relleno se hace con toda la carne y los huesos que se pican juntos en trozos pequeños. Esto se mezcla con 1/2 libra de ajos molidos, 2 atados de cebolla larga, 1 taza de agua.

Las 10 libras de carne pulpa de cerdo adicional se adelgaza y se aliña con el mismo adobo. Se dejan reposar. Luego, de freír la cebolla se revuelve con el arroz y las arvejas.

Se pone el cuero boca arriba y se comienza a rellenar con una capa gruesa de la carne y el hueso del propio lechón, otra capa de guiso, otra de la carne adicional y por ultimo otra de guiso. Al finalizar esto se cose con hilo grueso en punto de cruz, asegurándose de que quede algo de guiso cerca de la costura.

De ahí, se voltea y se pone en una vasija o lata suficientemente grande con huecos para facilitar el escape de grasa que cae en otro recipiente situado abajo que la recibe.

Es aconsejable usar horno de barro y ladrillo y mantenerlo 8 horas al calor máximo y luego 2 horas al calor mediano.

Si se usa horno eléctrico o de gas se debe poner a 400°C por 3 horas y a 200°C por 2 horas.

Y ya para terminar, se baña el cuero con naranja agria antes de meterlo al horno y se repite durante la cocción, o se puede rociar con agua fría (florear) para que tueste mejor.

 

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
colombiacomidanavidadNochebuena
Newsletter
Recibe Aleteia cada día