Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Hola, soy papa Francisco, ¿hay zapatos de mi talla?

©MartinaDuarte_FaceBook
Comparte

La sorpresa de un negocio de artículos sanitarios en Roma

En este periodo, las personas esperan en el milagro navideño, pero que el papa Francisco en persona venga al propio almacén para comprar zapatos y se quede a conversar un rato sale de cualquier expectativa.

El Pontífice salió de Santa Marta, la residencia donde vive, en el Vaticano, este martes 20 de diciembre de 2016 en la tarde para ir a comprar en una ortopedia de la vía del Gelsomino de Roma. Los presentes documentaron la experiencia con fotos y videos publicados en las redes sociales.

En las fotos se ve al papa Francisco bendiciendo un crucifijo, firmando un mensaje, conversando con los empleados de la tienda y, como cualquier cliente, indicando qué es lo que necesita.

El Pontífice llegó en auto acompañado de dos personas que lo esperaban fuera de la puerta.

Esta no es la primera vez que el Papa hace sus compras personalmente. La última vez visitó un almacén de gafas en una calle de Roma.

Lee también ¡Sorpresa! El Papa: ¿Me puede cambiar estos viejos lentes?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.