Aleteia

El sistema de las pensiones en España: un modelo en peligro

juanedc.com-cc
Comparte
Comenta

El envejecimiento de la población española ya no es una predicción teórica sino una realidad patente

Las futuras pensiones están en peligro tras la caída de ingresos a las arcas de la Seguridad Social. El gobierno hace alarde del aumento de afiliados, pero no tiene efectos positivos por la paulatina bajada de los salarios (menor contribución).

Se calcula que en el año 2017 se agotará el Fondo de Reserva, donde hasta ahora se había utilizado para compensar el déficit existente. Actualmente se necesitarían 204.044 trabajadores más para cubrir la brecha en el sistema de pensiones. Según un estudio del CSIC, extraído de Informes de Envejecimiento en red, en torno el año 2024 la generación del baby-boom iniciará su llegada a la jubilación. Este suceso producirá una mayor presión sobre el sistema de protección social.

El envejecimiento de la población española ya no es una predicción teórica sino una realidad patente. Actualmente sólo el 16% de la población es joven, mientras que el 65,6% son adultos y el 18,1% pertenece al sector más mayor. La estructura demográfica, según el estudio citado del CSIC, en el año 2050 será radicalmente distinta a la actual. Las personas mayores triplicarán la cifra de los menores de edad, fenómeno que pondrá en peligro la sustentación de las pensiones por jubilación. ¿Cuál es el estado actual del sistema de la seguridad social?

Una brecha sin fondo

En la actualidad se está usando el Fondo de Reserva al no poder cubrir las pensiones con las actuales contribuciones de los trabajadores en el sistema. El Fondo, que se creó en 1997, tiene como objetivo pagar las pensiones contributivas en casos de necesidad como el actual. Este uso de emergencia está acabando con la reserva, provocando una mayor incerteza sobre el futuro inmediato del sistema de las pensiones. Se estima que en año 2017 se acabará agotando del todo.

El déficit de la Seguridad Social, el mayor de su historia (de más de 18.000 millones de euros), no está siendo paliado por el aumento de afiliados. La causa radica en la tendencia a la baja de los sueldos actuales, que contrarrestan el crecimiento de trabajadores contribuyentes al sistema.

Con un fácil cálculo se puede estimar aproximadamente el número de trabajadores necesarios para cubrir esta fuga que causa la hemorragia de millones de euros de la Seguridad Social. Los ingresos actuales al sistema de pensiones so de 99.156 millones, mientras que el dinero necesario para pagar las pensiones es de 1.168 millones de euros. Si se realiza la división entre el coste actual por la contribución media que aporta cada trabajador, daría que hacen falta 17.512 millones de trabajadores. Por lo tanto, al restar el número de trabajadores teóricos de los reales (17.308.400 afiliados) se tiene la cantidad de trabajadores que faltan para el mantenimiento del sistema (204.044 trabajadores).

Más natalidad y sueldos más altos

Con la escasa tasa de natalidad, tal como se puede observar en el mapa interactivo inferior, el sistema de las pensiones está en peligro. La continua reducción de trabajadores por cada pensionista, que se producirá en el futuro si no hay cambios sustanciales en el crecimiento demográfico, y el goteo continuo de españoles que deciden emigrar para tener mejores condiciones laborales no ayudan al sistema de las pensiones.

Otro fenómeno que perjudica a la Seguridad Social es la tendencia bajista de los salarios. Al ser cada vez más bajos, menor será la contribución a las pensiones.

Por tanto, las soluciones más positivas para el futuro de la economía es el fomento de una mayor natalidad, con ayudas económicas y reducciones fiscales a las familias, y unas mayores retribuciones para los trabajadores. Estas dos propuestas, en el caso de producirse, irían totalmente en contracorriente a las políticas que se aplican actualmente en la Unión Europea.

Una manera fácil, pero de miras bajas, sería una subida de impuestos para equilibrar el sistema. Sin embargo, y cada vez con más urgencia, está llegando el momento de tomar medidas valientes para garantizar el bienestar futuro de los que son actualmente trabajadores.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
economiaespañajubilacionpensiones
Newsletter
Recibe Aleteia cada día