Aleteia

Alta expectativa por audiencia del Papa con Santos y Uribe

Comparte
Comenta

En una imprevista jugada diplomática, el Papa Francisco invitó hoy al ex presidente colombiano y senador, Álvaro Uribe Vélez, a sumarse a la audiencia privada que ya tenía prevista para este día en el Vaticano con el actual mandatario de ese país, Juan Manuel Santos. Se trata de un encuentro inédito, que pondrá cara a cara a los dos principales contrincantes de la actualidad política colombiana. Con el acuerdo de paz como telón de fondo. 

La iniciativa se cocinó en pocas horas. Ayer jueves por la mañana el ex presidente Uribe recibió una llamada telefónica desde Roma, era el secretario de Estado del Vaticano y cardenal Pietro Parolin, quien le transmitió la invitación del pontífice a unirse a su encuentro con Santos. “Por formación personal, una invitación del Papa no se rechaza”, respondió el político.  

Así, en pocas horas consiguió un avión privado para trasladarse a la capital italiana. Su aterrizaje en la base aérea de Ciampino, al sur de la ciudad, está prevista para las 11:00 de la mañana. De allí, con escolta, Uribe se dirigirá al Vaticano. 

La reunión entre el Papa y Santos fue establecida originalmente para las 10:30 horas pero podría retrasarse como consecuencia del cambio de último momento. Uribe no sabe todavía cómo será la dinámica de la audiencia, pero en su entorno consideran plausible que Francisco dialogue primero en privado con cada uno de los invitados y después los invite a conversar todos juntos. 

El ex presidente fue el principal vencedor político del referéndum del 2 de octubre pasado en el cual se impuso el “no” a los acuerdos de paz negociados entre el gobierno y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Tras ese sorpresivo resultado, Uribe se reunió con Santos para exponer las razones de los opositores, pero no se involucró en la renegociación de los acuerdos, que se llevó a cabo en las últimas semanas. 

Finalmente el nuevo texto de los acuerdos ya no se sometió a plebiscito sino que fue aprobado directamente por el parlamento colombiano. Entre los impulsores del “no” destacaron diversos grupos católicos descontentos con aspectos relacionados con la justicia, la inclusión en política de los ex guerrilleros y la inclusión de aspectos relacionados con la “teoría de género”.  

Uribe ya había buscado reunirse con el Papa en julio pasado, durante la campaña previa al plebiscito, pero fue recibido entonces por el secretario de Estado Parolin. Del contenido de esa reunión privada el senador no habló en público, prefirió mantener una máxima discreción. Sobre los acuerdos de paz existe una notoria división entre los obispos del país, no pocos de ellos han manifestado su contrariedad.  

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día