Aleteia

Artistas peruanos descubren la felicidad siguiendo los pasos de la Virgen de Guadalupe

Capture Youtube Dones
Comparte
Comenta

“¡Ay Morenita, qué le has hecho a mi vida!”, esboza la letra de la canción

“¡Ay Guadalupana!, qué alegría tiene mi ser. En mi alma siempre la siento, cuando me envuelves en tu manto. Me tomas. Sonríes. Me abrazas. Me llevas contigo. Fuiste tú la que me enseñó a decir que sí. Tuve dudas, tú me diste valor”, escribe en un retazo de papel el sacerdote Nicolás Guerrero.

No imagina que el texto expresaría la devoción de un grupo de artistas peruanos, quienes puestos de rodillas han descubierto el amor de una mujer morenita.

El lápiz corría entre sus dedos, era cuestión de escribir lo que había quedado impreso en su ser, luego de visitar el Santuario de la Basílica de Guadalupe en el cerro del Tepeyac hace unas semanas. El rector del Seminario Fray Martin de Porres, ubicado en la sierra de Lima en Chosica, Padre Nicolás, no podía creer lo que sucedió, al regresar de México. Era su ternura la que se hacía presente. “¡Le entregamos nuestra devoción y recibimos su bendición!”, expresa.

Belleza de mujer sencilla

“¡Ay Morenita, qué le has hecho a mi vida! Con tu andar sencillo me enseñaste a escuchar la voluntad de Dios”, prosigue el texto, que el cantautor peruano Mauricio Allen, terminó por componer en una bella canción, ¡Ay Guadalupana!

¿Se puede experimentar la alegría en el sufrimiento? Conseguimos ser felices, cuando vivimos con sencillez. Los artistas han descubierto que, tras los pasos de esta sencilla madre y humilde mujer se puede ser feliz. Los jóvenes seminaristas del Seminario Mayor Fray Martín de Porres lo saben, ellos se han donado al servicio.

“Amar y vivir como ella es la clave la Guadalupana madre de mi corazón, así me lo revela cada día, cuando mis manos entrelazan una a una las aves marías de la alhaja que permanece al interior de mis prendas, siempre llevo conmigo mi rosario”. Así lo ha comprendido el intérprete de la canción el seminarista Junior Blas, quien se atrevió a desnudar el alma en cada una de sus letras.

La morenita trasciende fronteras

Decididos a llevar esta alegría a más personas los jóvenes peruanos han trascendido las fronteras. Ellos buscan enamorar a quienes permanecen con el corazón endurecido con este video, que nació de la fiesta que viven en su corazón tan sólo con contemplar a la morenita, una advocación que está a tantos kilómetros de distancia.

Los dones para el canto hay que compartirlos, dice el Padre Nicolás. La producción musical de este tema estuvo a cargo del músico César Vega, director de orquesta, y arreglista quien ha trabajado con grupos como el Tri de México.

El videoclip es el primer single del álbum “Testigos de fe” que se estrenó en las redes sociales, a pocas horas de celebrarse la fiesta de esta advocación mariana que en Perú tiene cautivos a sus futuros sacerdotes. 

 

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
artistaguadalupeperusacerdotes
Newsletter
Recibe Aleteia cada día