Aleteia

¿Por qué es tan importante celebrar el Día de los Derechos Humanos?

© MPD01605
Comparte
Comenta

Uno de los más grandes logros de la humanidad en el siglo XX, dijo una y otra vez san Juan Pablo II

Cinco años después de haber terminado la Segunda Guerra Mundial, con su inmensa cauda de muerte y destrucción, la Organización de Naciones Unidas (ONU) instauró, en 1950, el 10 de diciembre como Día de los Derechos Humanos.

Una jornada de defensa

La jornada conmemora el día en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, uno de los más grandes logros de la humanidad en el siglo XX, según lo dijo una y otra vez san Juan Pablo II.

En 1950, la Asamblea adoptó la resolución 423 (V), invitando a todo los estados y organizaciones interesadas a que observen el 10 de diciembre de cada año como Día de los Derechos Humanos.

Este 2016, la ONU lanzó una campaña novedosa e interesante: ya no se trata de reclamar los propios derechos, sino de contemplar al otro en su totalidad, en la defensa de su dignidad inalienable: “¡Defiende hoy los derechos de alguien!” La finalidad de la ONU en este año es hacer un llamado a todas las personas para defender los derechos de los demás, como punto de partida de una civilización de la concordia.

La ONU propone reflexionar en esta jornada sobre la responsabilidad de todos para defender los derechos humanos y señala que cada uno de nosotros debe tomar una posición, dar un paso adelante y defender los derechos de otro, especialmente de otro vulnerable.

Atención a los más vulnerables

Así, pide que cada persona en el mundo que no se encuentre en estado de indefensión, tome la causa de un refugiado o migrante, una persona con discapacidad, una persona homosexual, una mujer, un indígena, un niño, un afrodescendiente, o de cualquier otra persona en riesgo de ser discriminada o sufrir algún acto violento.

El lema de este año, “¡Defiende hoy los derechos de los demás!”, se basa en la proposición fundamental de la Declaración de 1948 de que cada uno de nosotros, en todas partes y en todo momento, tiene derecho a toda la gama de derechos humanos, y que es responsabilidad de todos protegerlos.

“Cada uno de nosotros debe tomar una posición. Defender los derechos de alguien. Los derechos humanos pertenecen por igual a cada uno de nosotros. Ellos nos unen como una comunidad global. Cada uno de nosotros puede hacer una diferencia”, dice la convocatoria de este 2016.

Por qué son importantes

Como sugerencias para este año, la ONU propone informarse e informar a otros sobre la importancia de los derechos humanos; leer y compartir la Declaración Universal de los Derechos Humanos; filmar un video de una conversación entre amigos en la que ambos expliquen por qué los derechos humanos son importantes (por ejemplo, por la no discriminación, la igualdad entre hombres y mujeres o la libertad de expresión).

También, entre otras opciones, promover relatos en las redes sociales sobre personas que han defendido los derechos humanos; expresar nuestro criterio cuando los derechos de otra persona estén en peligro o sean atacados; apoyar a una persona que es objeto de acoso, coacción o burla en la calle, en un transporte público, en la tienda o en la escuela.

Usar las redes sociales para apoyar a quienes se enfrentan a represalias por defender los derechos humanos, por ejemplo, activistas, dirigentes indígenas, ecologistas, abogados, sindicalistas, periodistas, etc. En el centro de trabajo, en la escuela, en la hora de la cena, ayudar a alguien que rara vez alcance a expresar sus puntos de vista.

Participar a tope

Defender los derechos de otras personas también implica contribuir con organizaciones que apoyan a las víctimas de violaciones de derechos humanos; unirse a las actividades públicas en apoyo de los derechos humanos, tanto en Internet como en la calle; participar como voluntario en un grupo que promueva a los defensores de derechos humanos o pedir a los dirigentes políticos, empresariales, sindicales y religiosos que apoyen los derechos humanos.

En la vida cotidiana, el organismo multilateral nos invita este año a combatir los mitos con datos: en Internet y en la conversación cotidiana, impugnar los estereotipos dañinos; a defender la tolerancia y luchar contra los prejuicios y practicar la autocrítica, poniendo en tela de juicio nuestras propias ideas y prejuicios.

Finalmente tener en cuenta la ejecutoria de las empresas en materia de derechos humanos antes de hacer nuestras compras y hablar con nuestros hijos sobre derechos humanos, señalándoles los diversos modelos de conducta positiva.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
celebraciónderechos humanosonu
Newsletter
Recibe Aleteia cada día