Aleteia

John Glenn, el astronauta que descubrió a Dios en el espacio

NASA-Public domain
Comparte
Comenta

El hombre que rompió varios récords visitó en el Vaticano a Pablo VI en 1965

John Glenn murió a los 95 años este jueves 8 de diciembre y será recordado por la historia como el primer astronauta estadounidense que dio la vuelta a la Tierra, a bordo de la nave Frienship 7 en 1962.

En 1998 rompió otro récord mundial: ser el hombre más mayor en el espacio, tenía 77 años y luego de su proeza declaró: “Para mí es imposible contemplar toda la creación y no creer en Dios”. Asimismo, fue senador durante 25 años, representante del partido demócrata.

La universidad de Ohio, su ciudad natal, anunció su muerte y lo presentó como modelo de pasión por la vida y un espíritu emprendedor que puede inspirar a las nuevas generaciones.

Si hay una cosa que he aprendido en mis años en este planeta, es que las personas más felices y más satisfechas que he conocido son aquellas que se dedicaron a algo más grande y más profundo que simplemente su propio interés“, dijo Glen para la posteridad, el 3 de octubre de 1997, el día en que anunció que iba a donar sus documentos personales y del Senado y otros materiales a la Universidad Estatal de Ohio.

NASA-Public domain

El presidente estadounidense saliente, Barack Obama, lamentó la muerte de “un icono y un amigo” y admitió que se “pasó la vida rompiendo barreras, pues defendió nuestra libertad como condecorado piloto de combate de los marines en la II Guerra Mundial y en Corea”.

Por su parte, el republicano Donald Trump, próximo presidente de EE.UU., también rememoró a quien calificó de un “gran pionero del aire y el espacio” y un “héroe que inspiró a generaciones futuras de exploradores”.

La Universidad Ohio lo recuerda como un hombre que durante décadas, más allá de los reconocimientos oficiales y honoríficos, se ganó la admiración de sus allegados debido a  “ser un servidor, un modelo a seguir, dando muestras de valentía, pionero, disciplinado, explorador, trabajador , humilde, amable, gran pensador y dedicado a los demás”.

Copyright owned by the John Glenn Archives, Ohio State University.
John Glenn meets with Pope Paul VI during Glenn's NASA goodwill trip to Europe in 1965

En esta foto, John Glenn se reúne con el papa Pablo VI en el Palacio Apostólico en el Vaticano durante el viaje del astronauta como embajador de buena voluntad de la NASA y del presidente Johnson por Europa en 1965, año en el que se abre (14 septiembre ) el cuarto y último período del Concilio Vaticano II.

El astronauta, a los 93 años con poca vista y oído, dijo en una entrevista a The Associated Press que él no veía alguna contradicción entre creer en Dios y creer en la evolución.

“No creo que sea menos religioso por el hecho de que puedo apreciar los hechos de la ciencia y los registros de nuestros cambios en la historia y nuestra evolución y tiempo, y eso es un hecho”, dijo Glenn, presbiteriano. El ex astronauta confirmó que creía que hay un poder más grande (Dios) que está detrás de la creación y de todas las cosas.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día