Aleteia

Caminar más de 2.000 kilómetros para venerar a la Virgen de Caacupé… ¿Y tú qué harías?

Yluux-CC
Comparte
Comenta

En América Latina, la fiesta de la Inmaculada Concepción se vive con ferviente devoción y solo despierta admiración

Doña Ángela no duda en ponerse en camino una vez más. Y desde hace 31 años lo hace con el fin de expresar amor y confianza.  Ángela es paraguaya, tiene 58 años y un recorrido acumulado de caminata de más de 2.500 kilómetros a lo largo de estos años.

Es que, como todos los años, en el mes de diciembre, recorre a pie cerca de 85 kilómetros para llegar al santuario mariano.

“Siempre hay promesas que cumplir, pero lo que hace todo es la fe”, expresa Ángela, reproduce el diario Crónica de Paraguay. Esta mujer está dispuesta a no abandonar la costumbre mientras su salud se lo permita.

“Mientras las piernas tengan fuerzas, tal vez alcance completar 40 años de caminata a Caacupé o más, o por lo menos 3.000 kilómetros de peregrinación”, expresa con fe.

Al igual que Ángela, miles de personas, desde las más devotas hasta las más curiosas, se movilizan para rendirse ante los pies de la Virgen.  Y los motivos son variados. Muchos lo hacen para agradecer favores recibidos, cumplir promesas, pero también para seguir pidiendo otras cosas, tanto para ellos como para sus seres queridos.

La fiesta de la Inmaculada Concepción de María se vive con ferviente fe en varias ciudades de América Latina con cánticos, peregrinaciones a santuarios marianos y diversas celebraciones.  El componente de la religiosidad popular también juega un rol destacado al permitir que estas fiestas se vivan con gran alegría, entusiasmo y a nivel masivo.

En el caso de Paraguay, se celebra la advocación de la Virgen de Caacupé, patrona del país y una de las más populares del continente.  Desde hace tiempo varias personas fueron preparando su corazón para que este día no sea uno más en el calendario.

En la Basílica de Caacupé se realizó la misa en honor a la fiesta de la Virgen y durante la homilía se leyó una misiva de felicitaciones del Papa Francisco con motivo del 50 aniversario de la creación de la diócesis de Caacupé.

El encargado de leerla fue el cardenal Luis Héctor Villalba, enviado del Papa para la ocasión. Durante el mensaje, Francisco recordó su visita a Paraguay en 2015 y destacó la piedad de los peregrinos que se movilizan desde diversas localidades del país para venerar a la Virgen.

Pero en otros países de continente este 8 de diciembre también es un día festivo y se desarrolla con mucha devoción. Por ejemplo, en Colombia, es tradicional el izado de banderas blancas con la imagen de la Virgen. En la víspera también se conmemora el Día de las Velitas, que da inicio a la época navideña.  Niños y adultos, amigos y familiares suelen reunirse en las calles para encender velas y faroles en honor a la Virgen.

En otros países como Argentina, Brasil, Perú y Chile también es una jornada de feriado nacional. En el caso de este último también es costumbre el traslado hasta el Santuario de Lo Vásquez (a más de 80 kilómetros de la capital Santiago) a través d la ruta y en bicicleta.

México, Nicaragua, Panamá, entre otros, también conmemoran la fiesta de la Inmaculada con varias celebraciones. En México hay varias construcciones en honor a la Virgen y es tradicional la peregrinación a la Catedral Metropolitana y a la Basílica de la Inmaculada Concepción.

Estos son solo algunos ejemplos, pero la devoción se extiende de diversas maneras a lo largo y ancho del continente. Y se traduce en hechos concretos.

Ángela tiene previsto seguir caminando y su fe contagia alegría, tal cual reconocen sus propios hijos.

“Cada diciembre parte con el siempre bien logrado objetivo de cumplir sus promesas, llegando a pie junto a la Virgen de Caacupé. Es toda una campeona, cada año supera su propio récord”, indicó a Crónica de Paraguay su hijo Ariel.

¿Acaso no es admirable la fe de Ángela y de miles de fieles que dedican su tiempo agradecer y venerar a la Virgen? Ellos encontraron sus motivos. Y tú, ¿qué estarías dispuesto a hacer en este día?

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día