Aleteia

Los trabajos de restauración del Santo Sepulcro evidencian graves daños en el edificio

© DR
Comparte
Comenta

El subsuelo de la Iglesia del Santo Sepulcro está más afectado por la humedad de lo que se pensaba originalmente

Si bien todos los trabajos van viento en popa al menos en lo que al calendario concierne –tienen que terminar antes de Semana Santa-, no es menos cierto que el equipo de expertos de la Universidad Nacional Técnica de Atenas –el mismo equipo que ha trabajado ya anteriormente en Santa Sofía, en Estambul, y en la Acrópolis- ha descubierto que el subsuelo de la iglesia está sumamente afectado por la humedad.

Hay filtraciones de agua y una serie de problemas graves en el subsuelo de la iglesia que requieren una reparación inmediata. De hecho, los trabajos de restauración comenzaron después de que las autoridades competentes del gobierno israelí, que es responsable de la seguridad de los visitantes de la llamada Ciudad Vieja en Jerusalén, forzó a las comunidades responsables de cuidar el Santo Sepulcro –las Iglesias católica, ortodoxa griega y ortodoxa armenia, pero también coptos, etíopes ortodoxos y siriacos- a firmar el pacto que permitió a los especialistas comenzar las obras.

Los trabajos de restauración del Santo Sepulcro que ha llevado adelante el grupo científico griego a cargo dirigido por Antonia Maropoulou han evitado que el que la tradición considera fue el sepulcro que albergó durante tres días el cuerpo de Cristo haya quedado convertido en poco más que una montaña de arena / AFP / THOMAS COEX (Photo credit should read THOMAS COEX/AFP/Getty Images)

El hallazgo de estas filtraciones obligará al equipo restaurador a hacer, además, trabajo arqueológico, porque la reparación implica comenzar a cavar. Y cada vez que una pala toca el piso de la Ciudad Vieja, comienza el trabajo de los arqueólogos.

Por ello, se deben comenzar a tramitar cuanto antes los permisos correspondientes, como se lee en la nota publicada por el ABC de España, no sólo ante las comunidades religiosas encargadas de velar por la iglesia sino, además, ante el gobierno Israelí –que ha de estar al tanto de cualquier trabajo arqueológico hecho en la Ciudad Santa- y del de Jordania, que es garante de la integridad de los lugares santos árabes y cristianos.

Para leer la nota completa en el ABC de España, haga clic aquí.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día