Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconDesde Roma
line break icon

“Un pacto social por modelos económicos más incluyentes y justos”

Vatican Insider - publicado el 03/12/16

En un mundo «marcado por grandes inquietudes», en el que «la desigualdad entre pueblos continúa creciendo» y en el que «la gente quiere hacer sentir su propia voz» dando su legítimo «aporte a las comunidades locales y a la sociedad», se necesitan urgentemente «más incluyentes y justos modelos económicos». Francisco recibió en una audiencia en la Sala Clementina a los empresarios que participaron en el Fortune-Time Global Forum, sobre «El desafío del siglo XXI: crear un nuevo pacto social».

El Papa dijo que el tema elegido era «verdaderamente oportuno», pues su objetivo es «la necesidad urgente de más incluyentes y justos modelos económicos». Ahora se requiere, añadió, no «un nuevo acuerdo social abstracto», sino «ideas concretas y una acción eficaz a favor de todos». Bergoglio agradeció a los empresarios por todo lo que hacen para «promover la centralidad y la dignidad de la personas humana dentro de las instituciones y de los modelos económicos, y por llamar la atención sobre la plaga de los pobres y de los refugiados, tan habitualmente olvidados por la sociedad».

«Cuando ignoramos el grito de tantos de nuestros hermanos y hermanas en muchas partes del mundo —dijo Francisco— no solo negamos sus derechos y los valores que han recibido de Dios, sino también rechazamos su sabiduría e impedimos a ellos ofrecer al mundo sus talentos, sus tradiciones y su cultura. Estos comportamientos incrementan el sufrimiento de los pobres y de los marginados, y nosotros mismos nos hacemos más pobres, no solo materialmente, sino moralmente y espiritualmente».

El mundo de hoy, agregó el Papa Francisco, está marcado por grandes inquietudes. La desigualdad entre pueblos continúa creciendo y muchas comunidades están directamente afectadas por la guerra y la pobreza. «La gente quiere hacer sentir su propia voz y expresar las propias preocupaciones y miedos. Quiere dar su propio aporte a las comunidades locales y a la sociedad, y beneficiarse de los recursos y del desarrollo muchas veces reservado a pocos. Y todo ello, mientras puede crear conflictos y poner al descubierto todos los sufrimientos de nuestro mundo, también nos permite comprender que estamos viviendo un momento de esperanza. Porque cuando finalmente reconocemos el mal entre nosotros podemos tratar de sanarlo aplicando el medicina adecuada».

La presencia de los empresarios, pues, es un «signo de esperanza». El Papa pidió «una conversión institucional y personal; un cambio del corazón que confiere la primacía a las expresiones más profundas de nuestra humanidad común, de nuestras culturas, de nuestras convicciones religiosas y de nuestras tradiciones». Una renovación que «no debe tener que ver simplemente con la economía de mercado, con números que deben cuadrar, con el desarrollo de materias primas y la mejoría de las infraestructuras».

«No —añadió—, de lo que estamos hablando es del bien común de la humanidad, el derecho de cada persona de tomar parte en los recursos de este mundo y de tener las mismas oportunidades para realizar sus potencialidades, que, en última instancia, se basan en la dignidad de hijos de Dios, creados a su imagen y semejanza».

«Nuestro gran desafío es responder a los niveles globales de injusticia con la promoción de un sentimiento de responsabilidad local, es más personal, para que nadie quede excluido de la participación social. Por lo tanto, la pregunta que debemos plantearnos —según el Papa—, es cómo animarnos mejor los unos a los otros e impulsar a nuestras respectivas comunidades para que puedan responder a los sufrimientos y a las necesidades que vemos, tanto lejos como entre nosotros. La renovación, la purificación y el reforzamiento de sólidos modelos económicos depende de nuestra personal conversión y generosidad hacia los necesitados».

Francisco animó a buscar «vías cada vez más creativas con tal de transformar las instituciones y las estructuras económicas para que sepan responder a las necesidades de hoy y para que estén al servicio de la persona humana, especialmente de todos los que son marginados y excluidos». Involucrando «a los que tratan de ayudar; denles voz, escuchen sus historias, aprendan de sus experiencias y comprendan sus necesidades».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.