¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

La apatía otoñal, ¿luchar con ella o sacarle provecho?

Comparte

Existen distintas maneras de mejorar el estado de ánimo como buscar nuevos retos y una buena dieta, pero se puede usar la melancolía temporal como tiempo para la reflexión

En el otoño y el invierno, muchas personas luchan con problemas de depresión, apatía o falta de motivación. Esto se debe principalmente a la disminución de horas de luz solar y al empeoramiento del tiempo: llueve más y el cielo está más nublado. Además, los días más cortos nos invitan a un estilo de vida más pausado.

¿Qué hacemos entonces? Por ejemplo, nos puede apetecer tomar un té mientras vemos un programa favorito en la tele envueltos en una cálida manta. Desafortunadamente, esta solución no siempre nos garantiza un verdadero descanso y la mejora de nuestro estado de ánimo. Y la sensación del “tiempo perdido” puede ser aún más deprimente.

Opción 1. La lucha por un mejor estado de ánimo 

A principios de otoño aparecen una serie de artículos de orientación para ayudar a superar la apatía que entonces aparece. Sin embargo, a veces, las sugerencias de algunos psicólogos no siempre concuerdan entre sí.

Por ejemplo, se nos aconseja disfrutar de los pequeños placeres, comiendo un trozo de nuestro pastel favorito acompañado de un café. Otra vez, se recomienda encarecidamente que se evite la cafeína y los dulces, que a largo plazo pueden afectar negativamente a nuestro estado de ánimo. Sin embargo, existen algunos consejos de los expertos que son universales.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que en los meses de otoño e invierno puede aparecer la sensación de falta de energía y podemos no estar de buen humor. Esto es completamente natural y no debe preocuparnos en exceso. Sin embargo, si no deseamos aceptarlo, podemos adoptar un plan de acción para combatir el bajón anímico.

El mayor problema es la falta de sol. En verano, los rayos del sol nos animan a caminar más a menudo y permanecer fuera de la casa. Pero, por otro lado, también quitan tiempo para participar en otras actividades. Es por ello que durante el otoño y el invierno uno se puede apuntar, por ejemplo, a clases de baile, clases educativas, gimnasio o clases de fitness. Apuntarnos a todo aquello para lo que no tuvimos tiempo en los meses anteriores.

Nuevos objetivos y retos son una buena opción para los días del bajón anímico. ¿Y qué es lo que recomiendan los expertos? En primer lugar, buscar el contacto con otras personas. Es beneficioso reunirnos a menudo con gente que nos gusta o ir a lugares públicos (por ejemplo, al cine o al teatro). La energía que nos aportan los demás puede ser una buena alternativa al sol.

En los consejos también se recomienda prestar atención al menú. Pescado, pasta de trigo integral, arroz integral, nueces, frutas y verduras, son algunos de los “antidepresivos nutricionales” para el otoño y el invierno. También es importante comer a la misma hora. Y por lo general, la regularidad y la buena organización ayudan en la lucha contra la apatía.

Resumiendo: nuevos objetivos, el contacto con la gente, una buena dieta y regularidad, son la receta más común para mejorar el estado de ánimo.

Opción 2. Tiempo de reflexión 

¿Por qué no aceptar el estado de la emergente melancolía? Después de un período de aumento de la actividad en verano, por fin tenemos tiempo para tranquilizarnos, relajarnos, para pensar y para reflexionar. También es un buen momento para hacer planes de futuro a largo plazo.

Los periodos slow en la vida siempre vienen bien. Así que cuando el cuerpo nos dice “reduce la velocidad, relájate, piensa más en la vida”, ¿por qué no aprovecharlo?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.