Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Tienes un mal día hoy? Dedica dos minutos al vídeo de Sean Stephenson. No te arrepentirás

Comparte

Y aunque Sean no pronuncia ni una palabra, estos dos minutos de grabación valen más que mil palabras

Sean nació el 5 de mayo de 1979 en Chicago. Poco después del nacimiento, los médicos le diagnosticaron una fragilidad congénita de huesos. Resultó que la mayoría de ellos se le habían roto ya durante el parto. Nadie estaba seguro de que Sean fuera a sobrevivir, y mucho menos de si iba a ser capaz de vivir y desarrollarse de manera independiente.

El niño, a pesar de la adversidad, creció y ya de pequeño compartía su optimismo con los demás. A los 17 años, empezó a dar charlas de motivación. Luego llegó el momento para los libros y los estudios en este campo. En la actualidad es un terapeuta profesional.

El chico, que en principio tenía pocas oportunidades de sobrevivir y por el que nadie apostaba, alcanzó el éxito, no sólo en la vida laboral, sino también en el ámbito privado. Desde hace cuatro años está casado con Mindi Kniss.

Escuchen su mensaje:

“Bienvenidos a dos minutos con Sean. Por desgracia, he perdido mi voz. Pero… no he perdido mi pasión. Una pregunta rápida: ¿sabes cuánto te quiero? [Sostiene una pausa tensa] Sí, MUCHO. Mira, sé que la vida no es fácil para Ti. Desearía que estos momentos difíciles nunca sucedieran en tu vida. Pero gracias a ellos eres más fuerte. Es así como trato de superar los momentos difíciles… Me doy mucho amor. Y si eso no funciona, GRITO simplemente. Pensemos, puede ser que por este motivo haya perdido mi voz. Quiérete a ti mismo como yo te quiero a ti… Constantemente. Si piensas que estos dos minutos te han aportado algo valioso, comparte el vídeo con tus amigos y familiares. Mi nombre es Sean Stephenson y gracias por dedicarme dos minutos de vuestro tiempo”.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.