Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La Santa Sede: hay que proteger a los menores migrantes

Comparte

En ocasión de la Jornada Mundial de la Infancia, que se celebrará el próximo 20 de noviembre, «hagamos eco del llamado que lanzó Papa Francisco para que “se adopte cualquier medida posible para garantizar a los menores migrantes protección y defensa”. En estos tiempos de migraciones humanas de proporciones épicas, los chicos “constituyen el grupo más vulnerable porque, mientras se asoman a la vida, son invisibles y no tienen voz”». Lo afirma una nota conjunta de la Caritas Internationalis, del dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, de la International Catholic Migration Commission, del servicio de los Jesuitas para los Refugiados, de Pax Christi International, de los Misioneros Escalabrianos, de Talitha Kum – Unión Internacional de las Superioras Generales, y de la World Union of Catholic Women’s Organizations (Wucwo).
 

Todas estas organizaciones se declararon «solidarias con todos los niños en movimiento cuyos derechos a la vida, al estudio y a la prosperidad están en riesgo». «Estamos viviendo un momento crítico de la historia, en el que todo el mundo se va cerrando violentamente el acceso al asilo —afirman. A esto se añade la incapacidad de las diferentes naciones para afrontar las causas primarias de la fuga (conflictos, pobreza y degradación ambiental), con lo que el número de las personas que huyen crece exponencialmente. Esto afecta inevitablemente en el bienestar y en la protección de los niños desplazados».

Se pide en la nota que los gobiernos garanticen «la protección de los niños y su derecho a pedir y obtener asilo legalmente y en condiciones de seguridad. Las políticas restrictivas obligan a los refugiados y migrantes a optar por recorridos peligrosos, con miles de pérdidas humanas, atravesando mares y desiertos. Creando canales de acceso seguros y legales, previendo, entre otras cosas, el acceso a visados humanitarios, a la recolección y facilitando la reunificación familiar, se salvarían vidas y se reduciría el tráfico de seres humanos». También se pide garantizar «a los niños un espacio vital en el que crecer en paz y seguridad, instituyendo mecanismos de protección y poniendo en práctica mejores políticas de asilo». Por ello es necesario, indican todas las organizaciones que se sumaron al llamado, «adoptar y poner en marcha leyes que frenen la demanda de recorridos migratorios ilegales y que protejan a los migrantes de toda forma de explotación. La adopción de acuerdos internacionales transfronterizos impediría el tráfico de menores, víctimas de explotación».
Para concluir, se pide «dar protección a todos los menores migrantes, y también a los que eventualmente no cumplen los requisitos de la definición de refugiados como indica la Convención de 1951, pero que, de todas maneras, requieren concretamente protección».
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.