Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 20 junio |
Santa Florentina
home iconDesde Roma
line break icon

“Incluyamos abriendo los brazos de par en par, sin clasificar a los demás”

Vatican Insider - publicado el 12/11/16

«¡Cuántas personas cansadas y oprimidas encontramos también hoy! La mirada de Jesús se para sobre cada uno de esos rostros, también a través de nuestros ojos». Lo dijo Papa Francisco en la catequesis de la última audiencia jubilar de los sábados, la cita extraordinaria que se añade cada mes al calendario durante el Año Santo extraordinario. El Papa presentó «un aspecto importante de la misericordia: la inclusión». Al principio, Bergoglio fue recibido por un grupo de abanderados que lo hicieron pasar bajo sus estandartes.

«Dios —explicó— en su plan de amor, no quiere excluir a nadie, pero quiere incluir a todos. Por ejemplo, mediante el bautismo, nos hace hijos suyos en Cristo, miembros de su cuerpo que es la Iglesia. Y nosotros los cristianos somos invitados a usar el mismo criterio: la misericordia es ese modo de actuar, ese estilo, con el que tratamos de incluir en nuestra vida a los demás, evitando encerrarnos en nosotros mismos y en nuestras seguridades egoístas».

Francisco recordó que en el pasaje del Evangelio de Mateo que acababa de ser leído, Jesús hace una invitación «verdaderamente universal»: «Venid a mí todos los que están cansados y oprimidos, y yo os daré descanso». «Nadie está excluido de este llamado —comentó el Papa— porque la misericordia de Jesús es la de revelar a cada persona el amor del Padre. A nosotros nos espera abrir el corazón, confiar en Jesús y acoger este mensaje de amor que nos hace entrar en el misterio de la salvación».

«Este llamado de la misericordia, la inclusión —explicó Papa Bergoglio— se manifiesta abriendo los brazos de par en par para acoger sin excluir, sin clasificar a los demás con base en la condición social, en la lengua, en la raza, en la cultura, en la religión: frente a nosotros solo hay una persona que debe ser amada como Dios la ama. Lo que encuentro en mi trabajo, en mi barrio, es una persona que debe ser amada como ama Dios… “Pero este —añadió—, ¿es de ese país, de esa religión?”. Esa es una persona que Dios ama, una persona que debe ser amada. ¡Esta es la inclusión!».

«¡Cuántas personas cansadas y oprimidas —continuó— encontramos también hoy! Por la calle, en las oficinas públicas, en los ambulatorios médicos… La mirada de Jesús se para en cada uno de esos rostros, también a través de nuestros ojos. Y nuestro corazón, ¿cómo es? ¿Es misericordioso? ¿Nuestra forma de pensar, de actuar es inclusiva? El Evangelio nos llama a reconocer en la historia de la humanidad el plan de una gran obra de inclusión, que, respetando plenamente la libertad de cada persona, de cada comunidad, de cada pueblo, llama a todos a formar una familia de hermanos y hermanas, en la justicia, en la solidaridad y en la paz, y a formar parte de la Iglesia».

«¡Qué verdaderas son las palabras de Jesús que invita a todos los que están cansados y fatigados a encontrar descanso en Él! Sus brazos abiertos de par en par en la cruz demuestran que nadie está excluido de su amor ni de su misericordia. Nadie está excluido, ni siquiera el pecador más grande. ¡Nadie! Todos estamos incluidos en su amor y en su misericordia».

«La expresión más inmediata con la que nos sentimos acogidos e incluidos en Él —continuó el Pontífice— es la de su perdón. Todos necesitamos ser perdonados por Dios. Y todos necesitamos encontrar a hermanos y hermanas que nos ayuden a ir hacia Jesús, a abrirnos al don que nos hizo de su cruz».

«¡No nos obstaculicemos recíprocamente! ¡No excluyamos a nadie! Es más —fue el llamado final del Papa—, con humildad y simplicidad, volvámonos instrumentos de la misericordia incluyente del Padre. ¡Es así! La santa madre Iglesia prolunga en el mundo el gran abrazo de Cristo muerto y resucitado. También esta Plaza, con su columnata, expresa este abrazo. Dejémonos involucrar en este movimiento de inclusión de los demás, para ser testigos de la misericordia con la que Dios nos ha acogido y nos acoge a cada uno de nosotros».

Al final de la audiencia, Francisco saludó «con particular afecto» a los voluntarios del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, que provienen de diferentes naciones; les agradeció «el precioso servicio prestado para que los peregrinos pudieran vivir bien esta experiencia de fe. Durante estos meses, he notado su discreta presencia en la plaza con el logo del Jubileo y estoy admirado por la dedicación, la paciencia y el entusiasmo con el que han desempeñado su obra». Para concluir, Francisco recordó la fiesta de San Martín de Tours, patrón de los mendigos, que fue festejado el 11 de noviembre pasado. Que su ejemplo «suscite en ustedes, queridos jóvenes, especialmente en ustedes, estudiantes del Erasmus de Europa, el deseo de hacer gestos de solidaridad concreta; que la confianza en Cristo Señor los sostenga también a ustedes, queridos enfermos, en la prueba de la enfermedad».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
4
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
5
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
6
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
7
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.