Aleteia

¿Quieres ser un héroe y salvar vidas? Dona sangre

ec-jpr-cc
Comparte

Es posible realizar esta acción cuatro o cinco veces al año dependiendo de la salud y el peso del donante

Por cada donación de sangre, se pueden salvar hasta tres vidas. Y si tenemos en cuenta que se puede donar sangre hasta cuatro o cinco veces por año, 15 personas pueden sobrevivir anualmente recibiendo una transfusión posible gracias a nuestra generosidad. Así lo asegura el Servicio de Medicina Transfusional del Hospital Universitario Austral, de la Argentina, en el marco del Día Nacional de Donación Voluntaria de Sangre celebrado el 9 de noviembre en la Argentina.

Como afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS), una base estable de donantes regulares, voluntarios y no remunerados, permite garantizar un suministro fiable y suficiente de sangre no contaminada para que los pacientes necesitados de transfusiones la reciban. Se estima que por año se colectan 108 millones de unidades de sangre, pero el 50% de esas donaciones se dan en los países con los ingresos más altos, dejando de lado al 85% de la población mundial, que habita los países con ingresos más bajos.

mattysflicks-cc

En los países con ingresos más altos, siempre de acuerdo a la OMS, la tasa de donación es de 36,8 por cada mil habitantes. En los países con ingresos bajos, de apenas 3,9.

Aún cuando en muchos países se cuenta con la solidaridad de las familias de necesitados de transfusiones que buscan retroalimentar a los bancos que proveen la sangre, la mejor forma de donación es la del donante voluntario estable: garantiza stock y provee sangre más segura.

60 países, releva la OMS, logran alcanzar el 100% de sus necesidades con donantes voluntarios no remunerados. Es posible alcanzar el autosuministro sin tener que quitar tiempo de las familias que debieran estar acompañando a su ser querido y no buscando donantes de sangre. Sin embargo, en 72 países se siguen necesitando donaciones de familiares o allegados.

La ciencia, por su parte, contribuye con lo suyo para optimizar la utilización de cada unidad donada. Como explica la OMS, la sangre recogida en bolsas con anticoagulante se puede almacenar y transfundir a pacientes sin someterla a ninguna modificación, aunque se puede utilizar la sangre de manera más eficaz si se separa en sus componentes, tales como los concentrados de eritrocitos o de plaquetas, el plasma y el crioprecipitado, para satisfacer necesidades de varios pacientes.

Así, con una donación podemos salvar hasta tres vidas. Sin embargo, y pese a que en los países de ingresos medios y altos se separa en componentes el 80% y el 95% de la sangre donada, respectivamente, en los de ingresos bajos este porcentaje es del 45%, confirma la OMS.

Aunque varía de acuerdo a cada país, en general para donar sangre los requisitos son tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kg, estar debidamente acreditado con documento de identidad, no tener un ayuno prolongado ni estar bajo tratamiento médico con algún medicamento, y no haber sido intervenido quirúrgicamente, recibido tratamiento de acupuntura, tatuaje o piercing en el último año.

De acuerdo al estado de salud y al peso de cada uno, se puede donar hasta cuatro o cinco veces por año.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.