Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
La Medalla Milagrosa
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

9 cosas que hacer antes de irse a acostar

© Donnie Ray Jones CC

Garrett Johnson - publicado el 08/11/16

Consejos para dormir más serenamente

Dificultad para llevar a cabo nuestras tareas cotidianas, peligro de dormirnos o tener peores reflejos al volante… la falta de sueño es un problema que hay que tomarse muy en serio.

Es más, el descanso puede considerarse una acción divina. Recuerden Génesis 2,3: “Dios bendijo el séptimo día, y lo santificó, porque en ese día descansó de toda su obra creadora”. Reposar no es más que recuperar fuerzas para poder reanudar mejor la jornada próxima. Es también un acto de humildad, de libertad y de confianza en Dios, nuestro Padre.

Un buen descanso es importante para el combate espiritual

No es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en la lucha espiritual, pero descansar es un elemento muy importante. La falta de sueño disminuye nuestras defensas y nos hace más vulnerables a todo tipo de tensiones, irritaciones y tentaciones.

La lucha por intentar dormir bien puede conducir a las personas a depender de somníferos, drogas o alcohol. No es de extrañar que la falta de sueño afecte a la salud mental y pueda conducirnos a la depresión o a la toxicomanía.

Comenzar por lo básico

Un buen sueño puede depender de numerosos factores, como los hábitos alimentarios, la actividad física y la oración. Tener buena salud les ayudará a dormir mejor por la noche.

  • Está demostrado que los buenos hábitos alimentarios ayudan a dormir mejor.
  • Una actividad física regular ayuda a luchar contra el estrés y la ansiedad y permite un sueño de mejor calidad. La mañana y la tarde parecen ser los momentos más favorables para hacer deporte.
  • Una buena vida de oración ofrece las oportunidades propicias para la reflexión, el perdón y la paz y nos ayuda a confiar nuestros problemas al Señor. Además, hábitos devocionales como el rosario y la coronilla de la Divina Misericordia pueden ayudarnos a encontrar la paz interior.

Consejos previos

Antes de analizar sus hábitos cotidianos, aquí tienen algunas cuestiones importantes que tener en cuenta:

  • Traten de acostarse a la misma hora por la noche y levantarse a la misma hora por la mañana. Los expertos recomiendan irse a la cama entre las 22h y la medianoche, y levantarse entre las 7 y las 8h a más tardar. Si sus obligaciones no se lo permiten, intenten al menos ser constantes con las horas a las que tengan que acostarse y levantarse.
  • Eviten consumir cafeína después de las 15h.
  • Aíslen su habitación (o su cama, si viven en un apartamento pequeño). Es importante disponer de un espacio dedicado únicamente al descanso, de modo que su cerebro asocie la habitación al hecho de dormir. Esto supone, por ejemplo, evitar mirar la televisión o trabajar con el ordenador en el dormitorio.

Comiencen a prepararse 30 minutos antes de ir a dormir

¿Cuántas veces han respondido a los últimos correos electrónicos del día justo antes de irse a dormir? Y luego, se metéis en la cama y… ¡sorpresa! Su cerebro sigue trabajando y no pueden conciliar el sueño.

Peter Litchfield, en su libro Six Steps to Sleep [Seis pasos para dormir] propone: “Comiencen a prepararse 30 minutos antes de ir a dormir. Tómense su tiempo. No se presionen. Cumplan con al menos cuatro de las actividades que les propongo. Sean metódicos y disfruten de los últimos momentos de la jornada”.

Peter Litchfield afirma que es importante repetir las mismas actividades todas las tardes. La rutina fomenta que el cerebro se ponga en modo “vigilia”, menos alerta, así reduce la actividad cerebral y se relaja más fácilmente.

9 consejos antes de ir a dormir

Cada uno tiene un estilo de vida particular. Les propongo que incluyan en sus hábitos nocturnos algunos de estos elementos, según sus posibilidades:

  1. Cierren con llave la casa y apaguen todas las luces
  2. Ordenen el dormitorio

El orden exterior contribuye al orden interior. Asegúrense de que sus asuntos estén en orden y preparen las cosas que necesiten para la mañana siguiente.

  1. Cepíllense los dientes
  2. Dense una buena ducha caliente

¿Recuerdan como era “la hora del baño” de pequeños? Peter Litchfield dice que también es un momento excelente para los adultos. De pequeños, la hora del baño era el momento de prepararse para ir a la cama. Después del baño, nos poníamos el pijama, la última acción del día. Esta rutina, profundamente arraigada en nosotros, puede emplearse siendo adultos para desencadenar una asociación ducha-sueño. “Aséense” de su jornada con una ducha o un baño calientes. Piensen en esta actividad no solo como una forma de eliminar la suciedad del cuerpo, sino también el estrés de su mente. Es esencial trazar una línea mental entre el día y la noche.

  1. Pónganse ropa cómoda por la noche
  2. Bébanse una infusión

“Un estudio médico ha revelado que la camomila puede reducir el nivel de ansiedad en los seres humanos”. Un estudio de 2011 publicado en la revista Emotion sugiere que las bebidas calientes pueden ayudar a las personas a sentirse menos solas y más seguras: dos factores que pueden contribuir a un sueño apacible.

  1. Diario personal y examen de conciencia

¿Les sucede frecuentemente que el techo de la habitación de repente se llena de imágenes que les recuerdan todas las cosas que les quedan por resolver? Todos los pequeños miedos y las angustias que han conseguido guardar bajo la alfombra durante el día, salen a la superficie en el momento de acostarse.

Escribir en un cuaderno nuestros pensamientos puede ayudarnos a encontrar la paz después de un día agitado. Peter Litchfield recuerda que: “Escribir en una página en blanco ayuda al cerebro a alcanzar un estado de claridad mental y nos permite avanzar. Las cosas pueden parecernos más claras y más sencillas cuando las tenemos delante de los ojos”.

Intenten recorrer mentalmente su jornada y piensen en qué les podría haber dicho Dios en determinados momentos. Recuerden sus pequeñas victorias y fracasos. Tomen nota mental o hagan una lista escrita de algunas de sus debilidades o pecados, los que parezcan repetirse, y guárdenlos para su próxima confesión. En definitiva, pónganlo todo en las manos del Señor, y cuando tengan oportunidad reciten la oración del recaudador: “¡Oh Dios, ten compasión de mí, que soy pecador!” (Lc 18:13).

  1. La oración de la noche

Si tienen tiempo, pueden añadir a su diario personal y su examen de conciencia esta oración para antes de dormir.

  1. Breve lectura nocturna

Elijan lecturas que no estimulen excesivamente su cerebro, como historias que alejen a la mente de los problemas de la vida cotidiana.

¿Y si no consigo dormir?

Para los que tengan problemas para conciliar el sueño, lo peor que pueden hacer es angustiarse por el hecho de no poder dormir, porque así se entra en un círculo vicioso. Aquí tienen algunos consejos:

  • Eviten mirad el reloj, ¡eso aumentará el estrés!
  • Si después de algunas horas no consiguen dormir, levántense y vayan a otra habitación. Lean una lectura ligera. Poco más tarde, vuelvan a la cama e inténtenlo de nuevo.

He aquí algunos consejos para las parejas casadas:

  • Intenten dormir al mismo tiempo que su cónyuge, porque esto favorece la unión.
  • Busquen conversaciones ligeras y relativamente cortas antes de dormir. Eviten abordar temas que puedan irritarles o conducir a una disputa entre los dos.
  • Recen juntos.  La oración nocturna es un buen hábito para los dos y puede ayudarles a dormir mejor.

Tags:
almasaludsueñosvida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.