Aleteia

Irak abre su primer museo, tras una década, en el anterior palacio de Saddam Hussein

Comparte

La colección de antigüedades que hospeda cuenta la historia de más de una civilización

El que alguna vez fuese el palacio de Saddam Hussein en Basra, cercano al borde de Kuwait, al sur de Irak, es hoy un museo que alberga objetos de más de dos mil años de antigüedad.

La elección del lugar, de acuerdo a Qathan Al-Obaid, el presidente del museo, no es arbitraria, ni obedece a razones de pura conveniencia. Muy por el contrario, se trata de “sustituir la temática opresiva, dictatorial con civilización y humanidad”, según declaraciones recogidas por Associated Press, y publicadas en el Washington Post. 

La primera galería del museo abrió el pasado mes de septiembre, albergando monedas y objetos de cerámica del año 400 antes de Cristo.
La primera galería del museo abrió el pasado mes de septiembre, albergando monedas y objetos de cerámica del año 400 antes de Cristo.

La primera galería del museo abrió el pasado mes de septiembre, albergando monedas y objetos de cerámica del año 400 antes de Cristo.

Así, ha sido posible volver a documentar y exponer la historia de varias de las civilizaciones más antiguas del mundo, que nacieron, precisamente, en lo que hoy es Irak. Cuando esté del todo terminado el museo, la colección promete albergar entre 3.500 y 4.000 reliquias del mundo antiguo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.