Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 30 julio |
San Pedro Crisólogo
home iconEstilo de vida
line break icon

He cosido una falda para mi esposa… Y tú, ¿qué has hecho por tu pareja?

© Tina Franklin

Kamil Szumotalski - publicado el 07/11/16

¿Cómo podría convertirme en el garante de la seguridad de mi esposa si ella no tuviera ningún apoyo de mi parte a la hora de lavar los platos?

Una noche mi esposa y yo fuimos de compras en busca de algunas pequeñas cosas necesarias para la casa. Al caminar a través de las secciones, cuando en la canasta ya se encontraban cosas que no entraban en la lista de la compra, mis ojos brillaron de repente de deleite. Entre las lámparas, candelabros, vasos, armarios, etc., encontré… una preciosa tela.

Sí, aunque fuera un simple y ordinario paño de cuadros azules y blancos.»¿Qué piensas hacer con él?», me preguntó mi esposa, mirándome con un poco de recelo, mientras yo estaba comprobando el precio. Mi respuesta me sorprendió un poco a mí mismo. «Te coseré una falda«, respondí, y ya en un momento estaba buscando el diseño de un corte apropiado en internet.

Mi esposa miraba con dudas la tela con la que yo llenaba la cesta. Su asombro fue mayor aún al verme en casa sacando la máquina de coser y aprendiendo a usarla. No quiero describir cómo se veía su cara cuando descubrió que la falda no sólo le estaba bien, sino incluso se la podía poner para salir por la ciudad.

Lo de ser marido lo trato principalmente como una increíble aventura de mi vida.

Unos pocos meses de prácticas es tiempo suficiente para ver que la convivencia cotidiana compartida con otra persona no es fácil. Este es también el tiempo para aprender buenoshábitos, que (en lo que yo creo firmemente) inciden a lo largo de nuestras vidas.

Trato de decirle con frecuencia muchos piropos a mi esposa. Cuando me pide que le prepare un té, quiero traérselo a ella. Cuando me pide que le pegue con pegamento sus pendientes que se rompieron, no lo dejo para la eterna «mañana».

Cuando recibo un mensaje de texto con la noticia de que ella había tenido un día muy difícil en el trabajo, le compro flores que la estarán esperando en casa junto con una cena caliente. Cuando veo la incomodidad que experimenta durante el tiempo premenstrual, trato de ser sensible y cariñoso con ella.

La preocupación por las pequeñas cosas tiene un gran impacto en este gran tesoro, que esnuestro matrimonio. Soy consciente de ello. Quien es fiel en lo pequeño será lo será en lo importante,  dice Jesús en el Evangelio. Creo que esto se aplica no sólo a las responsabilidades en el trabajo, gestión de grandes proyectos, … sino, sobre todo a las pequeñas cosas de la vida cotidiana.

¿Cómo podría convertirme en el garante de la seguridad de mi esposa, siella no tuviera ningún apoyo en mí a la hora de lavar los platos? ¿Cómo podría convertirme en guardián de la familia, si no pudiera cuidar de mi mujer cuando está cansada?

Coser una falda es mi «everest» que decidí conquistar. Lo importante es que ha sido un viaje en el que estaba acompañado por miesposa, trayéndome cafés, sándwiches, sentándose a mi lado y observando la tela que tomaba forma poco a poco.

Debido a que la vida matrimonial es como un viaje al Everest, se necesita de una cooperación continua y la preocupación por las cosas más pequeñas. Mientras estaba compartiendo mi idea para este artículo, mis colegas femeninas de la editorial comentaban: los chicos te van a matar. No me lo creo, porque sé, queridos hombres y compañeros, que no tenéis tiempo para esas tonterías.

Estáis escalando vuestro propio Everest, ¿verdad?

Tags:
amoramor de parejahombrematrimonioparejarelaciones amorosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Claudio de Castro
Cómo salvar nuestras almas en el último instante
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
5
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.