Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 24 enero |
San Francisco de Sales
home iconEstilo de vida
line break icon

No permitas que el estrés afecte a tus hijos

© Alexandre Normand / Flickr / CC

LaFamilia.info - publicado el 06/11/16

¿Qué les estresa? ¿Cómo se manifiesta? ¿Cómo percibirlo?

Un niño no debe sufrir estrés. La esencia de una niñez sana es la alegría y el juego. Incluso el desempeño escolar, aunque suponga esfuerzo, no debe ser generador de tensión. Como tampoco deben serlo los factores adversos que los tiempos actuales pueden consigo. Es tarea de los padres ayudar a los hijos a vivir en paz.

Se considera que el estrés afecta sólo a los adultos, pero en estos tiempos también recae sobre los más pequeños de la casa, ¿a qué se debe? El hecho de estar tan expuestos a los medios de comunicación, las situaciones conflictivas en la familia, y la sobrecarga de actividades podrían ser algunas causas.

¿Qué estresa a los niños?

Un ambiente familiar conflictivo es uno de los mayores generadores de estrés en los hijos, en especial la relación entre padre y madre. Así lo corroboran diversas investigaciones las cuales han comprobado que una relación conyugal sana, amorosa y respetuosa, provee estabilidad y seguridad a los hijos.

Pero además de la relación de los padres, también influye la relación de los padres con los hijos. Cuando los padres regresan a casa después de la jornada laboral y deben continuar con las tareas del hogar, ayudarles a los hijos en sus deberes escolares, pagar las cuentas, entre otras; contribuye a que en muchos hogares, más que un ambiente afectivo y alegre, se viva un gran cansancio que afecta a todos, incluyendo a los hijos.

Del mismo modo, el poco tiempo que queda para la socialización también ha llegado a ser un factor de estrés, pues cada vez hay menos espacios para comunicarse y relacionarse, lo que aumenta el aislamiento.

Pero adicional a las condiciones actuales del clima familiar, hay otro factor de tensión propio del siglo XXI. Tiene que ver con la visión del mundo que los niños reciben de las noticias. La violencia, la crisis económica, los desastres naturales y demás eventos negativos, les puede llevar a temer del entorno global y del futuro. Esto debido a la exposición constante a los medios de comunicación, por lo cual los niños están enterados de todo lo que sucede.

Frente a esto, es importante que los padres hagan un control de lo que los hijos ven en los medios, pues aunque no es conveniente criarlos en una esfera de cristal, tampoco es adecuado enfrentarlos a realidades que deben ser atenidas a su debida edad y en su justa medida.

Asimismo es recomendable hablar con los hijos sobre lo que han visto o escuchado. La Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente explica “éste diálogo permite que los padres disminuyan el efecto negativo potencial de las noticias al dejar que ellos discutan sus propias ideas y valores. Mientras que los niños no pueden ser protegidos completamente de los eventos externos, los padres pueden ayudarlos haciéndolos sentirse seguros y ayudándolos a entender mejor el mundo que los rodea”.

¿Cómo se manifiesta el estrés?

El estrés al que se ven sometidos algunos niños puede provocar hiperactividad, déficit de atención e incluso el «síndrome de fatiga crónica», y a partir de los dos años de vida, puede agravar el asma y provocar trastornos intestinales e irritaciones en la piel. Adicional a esto, la tensión en estas edades puede provocar marcas en la personalidad (inseguridad, baja autoestima, falta de autonomía) que deberían afrontar una vez sean adultos. Por esta razón, los padres deben propiciar un contexto armónico que beneficie el sano desarrollo de los hijos.

¿Cómo prevenir el estrés en los niños?

Hay que tener en cuenta que los pequeños son las primeras y grandes víctimas del estrés familiar. Ya que están indefensos ante la presión que volcamos sobre ellos, necesitan de toda nuestra atención y ayuda. ¿Cómo prevenir que las situaciones de estrés los afecten?

– Ponernos en su lugar, ver las cosas desde su perspectiva para comprenderlos mejor. Hay que observarlos con más atención, estar atentos a los primeros síntomas: dolores de cabeza, fatiga, tics nerviosos como morderse las uñas, tirarse el pelo, etc.

– No programarles excesivas actividades, ni organizarles su vida como si fueran pequeños adultos. Necesitan tiempo para jugar, correr al aire libre, pintar, leer.

– Compartir más tiempo con ellos, sin transmitirles nuestras preocupaciones. Conviene enseñarles a relajarse y a evitar las tensiones. El humor y el juego son remedios perfectos.

– No reprenderlos por todo, han aprender a superar sus limitaciones y frustraciones, conociendo y admitiendo sus propios errores.

– Establecer hábitos de vida sana, controlar el tiempo que pasan frente a las pantallas (televisión, tabletas, computador, videojuegos), llevar una alimentación balanceada, un tiempo de sueño adecuado, y realizar actividad física.

– Permitirles ser niños, darles espacios para que desarrollen actividades infantiles como jugar con amigos, explorar y conocer su entorno.

– Evitar la violencia en la televisión y las escenas en los medios de comunicación que puedan impresionarlos demasiado sin aislarlos de la realidad, pero presentándoles los hechos de acuerdo a lo que pueden comprender a su edad.

Tags:
educaciónestresinfancianiños
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
2
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
3
PADRE CEPEDA
Blanca de Ugarte
"El beso de Jesús", cuando una bella historia es convertida en "f...
4
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
7
COUPLE
Orfa Astorga
¿Qué hacen los matrimonios que quieren seguir queriéndose?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.