Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 22 septiembre |
San Mauricio y compañeros mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

Cortar el rumor por Whatsapp y redes sociales, un trabajo a medida para periodistas

Ana Fuentes-cc

Esteban Pittaro - publicado el 04/11/16

La desinformación puede intoxicar y hacer daño a quien la consume

Una fotografía de tres personas, varones, en apariencia sacadas en una instancia de detención, circuló estos días por Whatsapp en distintas ciudades de la Argentina, acompañada por un audio o un texto que mencionaba que estos serían responsables de secuestrar estudiantes en colegios. Más aún, los mensajes indicaban detalles como el coche en el cual se desplazarían estas personas, y brindaban detalle de las zonas por las que operaban.

En algunos mensajes se mencionaban barrios del gran Buenos Aires. En otros, de la provincia de Córdoba. En otros, de la provincia del Chaco. Y en todos detalles de estos lugares que vestían de realismo las denuncias. En Córdoba, de hecho, se difundía la imagen de la camioneta de los malvivientes, con un número de placa, supuestamente denunciada por una dueña de una despensa. En Sáenz Peña, donde los mismos criminales se movilizaban en Audi negro, los padres hicieron a sus hijos faltar al colegio por miedo al secuestro. La información era falsa. Era otro rumor que circulaba en redes sociales.

Semanas atrás circuló por Whatsapp otra aparente información similar, revestida de detalles que daban a creer en la veracidad de los mensajes. Una mujer, hermana de una catequista de un renombrado colegio, había fallecido intoxicada por comer salmón en mal estado en una importante cadena de comida americana, tras estar internada en un Hospital de la zona. En ese Hospital, estaban, decían los mensajes, internados otros chicos de ese mismo colegio por el mismo motivo. Tanto desde el colegio como desde el Hospital desmentían los mensajes, aunque nuevas versiones llevaban la explicación hacia otros extremos. La información era falsa. Otro rumor.

En España, recientemente una furgoneta de una empresa de mensajería con intenciones suicidas se desplazaba por las carreteras causando temor. Rápidamente, la policía de este país desmintió en su cuenta de Twitter ese rumor, en el marco de su activa campaña #STOPBulos, una campaña movilizada para detener la difusión de este tipo de mensajes. Aunque, como ocurre cada vez que se desmienten estos rumores, surgen otros que indican por qué en realidad se desmiente.

Numerosos profesores de periodismo califican a la desinformación como un veneno. La desinformación, información presentada como tal, aunque viciada por la falsedad y sin relación con la realidad, no es tan sólo un alimento en mal estado, no es tan sólo una “mala” información. No es información; puede intoxicar y hacer verdaderamente mal al que la consume.

¿Entonces no hay que prestar más atención a los mensajes que nos llegan en Facebook? No es función del usuario de Whatsapp verificar la información, aunque podría hacerlo. La función ciudadana de verificar la información antes de legitimar y presentar su veracidad corresponde al periodismo. El periodista es formado en un método de documentación y verificación; es un experto en información y en discernir la desinformación. Una buena idea para cortar con los rumores de Whatsapp es buscar información sobre éstos en medios de comunicación.

Cada vez que estos rumores circulan con intensidad, los periodistas se movilizan para confirmar la veracidad con las fuentes: comisarías, justicia, nosocomios, empresas, etc. Lo hacen aún conscientes de que puede tratarse de un rumor. En muchos casos no desmienten públicamente en forma de noticia para no dar entidad a los rumores, por lo que la ausencia de información de un rumor en un medio ya es un indicio de su falsedad. En otros lo hacen, por ejemplo, con un simple mensaje de Twitter.

El soldado más preparado para combatir al rumor es el periodista. Confiemos en él y cortemos los rumores por Whatsapp.

Tags:
informacionperiodismoredes socialesrumores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
4
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
5
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
FATIMA
Marta León
Ingresa en el Carmelo a los 17 años: “Me lanzo a los brazos de Di...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.