Aleteia

Dos jóvenes comprometidos con la lucha contra la tuberculosis

hackaday.com
Comparte
Comenta

Desarrollaron un dispositivo que permite un diagnóstico rápido y barato de la enfermedad

Rodrigo Loza y Khalil Nallar son dos estudiantes de la Universidad Católica de Bolivia y en los últimos días fueron noticia por el desarrollo de un chip para microscopios que tiene la particularidad de detectar de forma automática la tuberculosis en muestras de esputo.

La especialización de Rodrigo es la Biomedicina y la de Khalil la Mecatrónica. Ambos decidieron juntarse para un propósito mayor: colaborar desde su lugar con los avances contra la tuberculosis, una enfermedad que ha tenido a lo largo de los años fuerte incidencia en América Latina.  La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) puso como objetivo ponerle fin a esta epidemia mundial entre 2015 y 2035 por medio de diversas estrategias.

Fue así que lograron poner en marcha su proyecto y encontrar de esta manera una “alternativa a los métodos antiguos y pocos certeros” para el diagnóstico de la enfermedad, tal cual confirmaron en diálogo con la agencia EFE.

“Proponemos un dispositivo barato, automático (sin necesidad de manipulación humana) y 100 % seguro”, expresó Rodrigo. Es que hasta ahora la metodología de diagnóstico en Bolivia y en otros países en desarrollo es a través de baciloscopías y no siempre brindan certeza.

Según explican los protagonistas de esta historia, este método tiene “varias limitaciones” y representa un “proceso largo y cansador” para quien se expone al mismo.  Y para esta enfermedad el diagnóstico temprano se hace fundamental.

Por otro lado, reconocen que en otros países ya se han implementado métodos moleculares para el diagnóstico, pero por un tema de costos no llegan a países pobres.

“Lo bueno de nuestro dispositivo es que es preciso, rápido y barato, cuesta 130 dólares e incluso podría ser menos si se masifica la producción, así que nosotros proponemos la especificidad y precisión de diagnósticos a un bajo costo”, señaló Rodrigo.

Estos estudiantes emprendedores prevén que las etapas de prueba de su proyecto finalicen en tres meses y para ello cuentan con la colaboración del Hospital del Tórax en La Paz.

El trabajo de Rodrigo y Khalil es elogiado por los responsables de este instituto.

“Aplicar el chip que crearon los chicos sería algo genial porque nos ayudaría bastante en la precisión y rapidez del diagnóstico, lo cual contribuiría a la prevención de la enfermedad”, argumentó a EFE el responsable del laboratorio de tuberculosis, Anel Álvarez.

Además, los esfuerzos de estos estudiantes de alguna manera forman parte de la promoción de la descentralización de la tecnología –hasta ahora en manos de grandes empresas- con la concreción de proyectos “libres e independientes”.

En tanto, el dispositivo ya fue presentado en el concurso estadounidense “Hackaday Price”, espacio vinculado a las ideas y la tecnología. Con orgullo están representando a su país entre los finalistas, pero al mismo tiempo tienen puesta su mirada en todo lo que bueno que pueden hacer a favor de los países menos desarrollados para combatir una de las enfermedades más temidas a nivel mundial.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día