Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 01 agosto |
San Alfonso María de Ligorio
home iconActualidad
line break icon

«Despedidas»: acompañar al más allá

Josep Maria Sucarrats - publicado el 02/11/16

Una cinta preciosa e ideal para estos días de difuntos sobre la vida y la muerte como lugar para la alegría y la gratitud

2008: ¿Oscar a la mejor película de habla no inglesa a una película sobre amortajamientos? Sí. Y merecidamente. Despedidas es una película que trata, a priori, sobre la muerte. Ideal para estos días de difuntos. Pero es más. Es también una cinta conmovedora e hipnótica sobre la vida. Todo unido en una misma línea: felicidad y trascendencia.

Daigo vaga por la calle sin trabajo. Es un joven violonchelista sin talento que se ha quedado sin orquesta. Un nini nipón. No tiene esperanza. Obligado a buscar un nuevo trabajo, y viendo el percal de las metrópolis, decide volver con su mujer al pueblo natal. Su madre le ha dejado la casa-bar que regentaba.

Allí encontrará un trabajo que nunca habría imaginado: amortajar a los difuntos y acompañar a las familias en la despedida de sus muertos. El joven deberá aprender un antiguo oficio que, a la luz social, y de su mujer, es impuro y execrable.

Gracias a su maestro, Daigo descubre que el amortajamiento es una ocasión privilegiada para recuperar la dignidad y la belleza del muerto y prepararlo con respeto para la eternidad. Y eso sea cuál sea la vida o la muerte que haya tenido. Ante ello, la familia del difunto se muestra agradecida y cambiada.

Pero el camino es para todos, y a partir del trabajo de su marido, Mika comprenderá qué es amar sin pretensiones. También Daigo deberá aprender a ser hijo, marido y padre.

Despedidas es un excelente ejemplo de cómo el cine puede retratar, si quiere, una trama completísima de humanidad. Vida, muerte, amor, perdón, paternidad, trabajo, vocación, relaciones sociales, etc. van creciendo y cogiendo relieve a partir de la muerte.

Todos morimos, se dice en la cinta. Y se ve porque afecta a niños, adultos y ancianos. Nadie queda fuera de la muerte, ni de la vida.

Esta es una cinta con características orientales, pero a gusto del espectador global. Ritmo pausado; personajes cómicos de contrapeso, al estilo nipón; atención al gesto ritual. Algunos dirán que es un ejercicio sentimental de giros recursivos. Andarán cortos de mira.

La muerte pone a flote la seriedad de la vida. Y el amortajamiento es un motivo que sirve para hacer emerger e ir al fondo las exigencias humanas de los personajes, y la de los espectadores. La suya y la mía, lector, que hemos pensado en nuestros difuntos estos días.

La película muestra al hombre como ser trascendente, sea cual sea su religión, pensamiento o situación. Amigos, intenten vivir, o morir, sin atender a ese gusanillo interior que dice que no morimos. ¿Cómo puede caber lo infinito en un ser finito?

Matrimonio, relación con el padre, trabajo, sentimientos y miedos. En nuestra vida todo, afirma el film, es una trama completísima abierta a algo más. El llanto que se pega al espectador tras visionar la cinta es el signo de saber que es así. Baudelaire, poeta maldito y descreído, lo reconocía. ¿Y ustedes? Hagan lo que quieran.

Pueden ver la cinta y negarlo, y acusar al guionista y al director de estafarles. Háganlo. Estarán más enfadados y se perderán lo mejor, de la vida y de esta cinta bella y pausada que contiene una verdad. Una verdad que vale para todos los recovecos de nuestra vida. Y de la muerte.

Tags:
cinecine espiritualmuertevalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
5
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
6
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
7
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.