Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 05 marzo |
San Juan José de la Cruz
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Conmovedora carta de una nieta a su abuela que abrazó la vida

Classic film-cc

El Blog de Emma y Didier - publicado el 30/10/16

Siempre se puede amar y abrazar la vida aún en los escenarios más difíciles

El blog que nunca debió de existir es el título de esta sincera y hermosa carta que escribió Emma Isabel a su abuela.  Cuando la leí solo pude pensar en lo agradecidos que debemos estar por nuestra vida, y que cuando pensemos que esta se pone difícil, no dudemos en preguntarnos que se sentiría no haberla vivido.

Este texto revela la increíble maravilla que encierra nuestra existencia y el profundo anhelo del ser humano por vivir amar y ser feliz. ¡Esperamos que les guste y que lo puedan compartir! 🙂

«La mayor parte del tiempo, escribimos sobre nuestras vivencias como consagrados en matrimonio, sobre nuestras luchas, preguntas que van surgiendo en el caminar vocacional y luces que Dios va dejando. Pero esta vez quiero compartir con ustedes una parte de mi historia mucho más personal, que pocos conocen pero ante la cual siento el deber y la responsabilidad de revelar.

Comenzaré por decirles que este blog nunca debió existir, los post que hemos publicado y que has leído tampoco. Cada letra y reflexión se supone que no debían de haber sido escritos, más sin embargo se escribieron.

Y la razón de esto se remonta a una heroica decisión que se tomó hace más de 50 años.

Era 1961, y el retraso en el período de una joven que no había logrado terminar la escuela comenzaba a indicarle que un hecho sufrido hacía unas semanas tendría más repercusiones de las que esperaba. Habiendo estado en un noviazgo, pocas personas le creerían que su ex pareja le había forzado a estar con él. Y es que a veces pensamos que el abuso solo se da entre desconocidos, pero lamentablemente son cada vez más los casos de mujeres y hombres violentados en escenarios dónde se supone que el amor debía de prevalecer.

Sin estudio, sin dinero, sin apoyo, sola… Y un bebé en camino.

Recuerdo que la primera vez que escuché su historia, sentadas una tarde tomando café, contemplaba sus manos sosteniendo un lápiz, sentía impotencia y el inmenso deseo de viajar al pasado, abrazarla y decirle que todo iba a estar bien. Aún hoy no me explico cómo logró sobreponerse a todo lo que vivió. No faltaron  quienes le aconsejaron que “cortara de raíz” el problema y abortara. Pero al igual que aquél día ella responde siempre con las mismas palabras que uso para esas personas y dice: “No era capaz, porque toda vida es sagrada”.

Y así, sin poder acceder a cuidados prenatales, sin baby shower, sin sesión de fotos de embarazo, sin cuna ni pañales, sin nadie que sostuviera su mano durante el parto, una tarde de junio de 1962, nació una niña a quién nombró Isabel (mujer casa de Dios) y que muchos años después yo llamaría mamá.

Justo esta semana, en mi país se descubrió un abortorio clandestino y en lo personal me ha conmovido profundamente pensar en las mujeres que por alguna razón han decidido apagar la vida que llevaban en su vientre. Uno de los himnos que cantamos cada 15 de septiembre en Costa Rica dice que “los hijos del pueblo, levanten la frente al sol refulgente de la libertad” y es doloroso pensar que muchos de esos hijos no conocerán jamás la luz del sol.

Puede que me tome la causa provida muy personal, pero no puedo tomármelo de otra manera, le debo mi existencia a Dios y a una mujer que por encima de todo nunca olvidó que toda vida es preciosa, maravillosa, llena de potencial, y que aún en el escenario más oscuro decidió valientemente proteger la luz que había en ella.

Hoy mi abuelita es una hermosa mujer de 72 años, con cabecita de algodón (así le decimos mi hermano y yo al ver sus preciosas canas) que colorea con su nieta libros de arte-terapia, siembran juntas cactus y suculentas, cocina las mejores empanadas de frijol del mundo y poco a poco de la mano de la bebé que algún día protegió, comienza a aprender las letras del abecedario. Es inmensamente amada. Trabajó honradamente para salir adelante con su hija. Tiempo después conoció a un buen hombre, se enamoraron y con los brazos abiertos adoptó en su corazón a la niña de cabellos oscuros que años atrás había traído al mundo sola. Hoy tengo el honor de llamar a ese hombre abuelo, y aunque los lazos de sangre no nos unen, los de la ternura se han ido abriendo paso desde el primer día que me adoptó a mi también como su nieta.

En mayo cumplieron 47 años de casados, juntos construyeron un hogar que recibió a tres niños más, uno de los cuales no creció en su vientre pero cuando llegó se dieron cuenta desde un primer momento que todo ese tiempo lo habían estado gestando en su corazón. Afrontaron el desempleo, la pobreza, la muerte prematura de dos de sus bebés, levantaron la bandera del perdón que se extendió más allá de las paredes de esa casa y alcanzó también el alma del hombre que en algún momento rechazó su embarazo y a su hija. Vieron a su niña crecer, graduarse, ir a la universidad, alcanzar una profesión, estar al lado de su padre biológico al momento de su muerte, formar una familia, y vieron nacer a la primera nieta que hoy escribe post en este blog.

Y es que cuando hablamos del tema del aborto, olvidamos que no es solo una vida la que está en juego, sino generaciones enteras, familias e historias de amor.

Sin la valiente decisión de una chica de 17 años, hoy no estarías leyendo esto.

Compartimos nuestros post con la esperanza de que toda persona pueda luchar y alcanzar una historia de amor auténtica, plena y bella, que sepa que siempre valdrá la pena esperar, pero también sentimos el deber sagrado de anunciarles que toda vida encierra en sí el poder de cambiar el mundo, y es digna de ser vivida desde el momento de la concepción hasta el último aliento.

Una vez, Santa Teresa de Calcuta, premio Nobel de la Paz 1979, dijo sobre el aborto:

“Al abortar, la madre no ha aprendido a amar; ha tratado de solucionar sus problemas matando a su propio hijo. Y a través del aborto, se le envía un mensaje al padre de que no tiene que asumir la responsabilidad por el hijo engendrado. Un padre así es capaz de poner a otras mujeres en esa misma situación. De ese modo un aborto puede llevar a otros abortos. El país que acepta el aborto no está enseñando a su pueblo a amar sino a aplicar la violencia para conseguir lo que se quiere. Es por eso que el mayor destructor del amor y de la paz es el aborto”

Siempre se puede amar y abrazar la vida aún en los escenarios más difíciles, defender la existencia de ese ser en el vientre es una triunfante afirmación del amor.

Y por último, solo quiero darle las gracias a esa mujer de 72 años (que aunque aún no ha terminado sus clases de lectura estoy segura que mi mamá o mi hermano le van a leer este post) y con ella a todas las mujeres que contracorriente sacaron de lo más profundo de sí un valor y coraje que ninguna película de acción o superhéroes podrá igualar jamás. Gracias abuelita por hacerte cómplice con Dios, por haber abrazado la vida de mi madre, y sin darte cuenta también abrazaste mi vida, la vida de mi hermano y la de toda nuestra familia. No me alcanzarán las horas para darte las gracias por el maravilloso regalo de ver cada día ese sol refulgente de la libertad.

Siempre estaré orgullosa de llamarme como tú y mamá: Emma Isabel».

Artículo originalmente publicado por El blog de Emma y Didier

Tags:
ancianoscartanietostestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
3
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
6
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
7
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.