Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 23 junio |
San José Cafasso
home iconEspiritualidad
line break icon

Oración a la Santísima Trinidad por santa Isabel de la Trinidad

Public Domain

Gaudium Press - publicado el 29/10/16

Reza con las apasionadas palabras de una gran mística: "Inunda mi alma de paz, haz de ella tu cielo, la morada de tu amor y el lugar de tu reposo"

Para unirte profundamente a Dios -Padre, Hijo y Espíritu Santo- puedes rezar esta apasionada oración de la mística santa Isabel de la Trinidad:

¡Oh, Dios mío, Trinidad a quien adoro!
Ayúdame a olvidarme enteramente de mí para establecerme en Ti, inmóvil y tranquila, como si mi alma estuviera ya en la eternidad.
Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Ti, ¡oh mi Inmutable!,
sino que cada minuto me sumerja más en la hondura de tu Misterio.

Inunda mi alma de paz,
haz de ella tu cielo, la morada de tu amor y el lugar de tu reposo.
Que nunca te deje allí solo, sino que te acompañe con todo mi ser,
toda despierta en fe, toda adorante, entregada por entero a tu acción creadora.

¡Oh, mi Cristo amado, crucificado por amor!
Quisiera ser una esposa para tu Corazón;
quisiera cubrirte de gloria, amarte hasta morir de amor!
Pero siento mi impotencia y te pido «ser revestida de Ti mismo»;
identificar mi alma con todos los movimientos de la tuya,
sumergirme en Ti, ser invadida por Ti, ser sustituida por Ti,
a fin de que mi vida no sea sino un destello de tu Vida.
Ven a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador.

¡Oh, Verbo eterno, Palabra de mi Dios!
Quiero pasar mi vida escuchándote, quiero hacerme dócil a tus enseñanzas,
para aprenderlo todo de Ti.
Y luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas las impotencias,
quiero fijar siempre la mirada en Ti y morar en tu inmensa luz.
¡Oh, Astro mío querido! Fascíname para que no pueda ya salir de tu esplendor.

¡Oh, Fuego abrasador, Espíritu de Amor,«desciende sobre mí»
para que en mi alma se realice como una encarnación del Verbo.
Que yo sea para Él una humanidad suplementaria en la que renueve todo su Misterio.

Y Tú, ¡oh Padre Eterno!, inclínate sobre esta pequeña criatura tuya,
«cúbrela con tu sombra», no veas en ella sino a tu Hijo Predilecto
en quien has puesto todas tus complacencias.

¡Oh, mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita,
Inmensidad donde me pierdo!, yo me entrego a Ti como una presa.
Sumergíos en mí para que yo me sumerja en Vos,
mientras espero ir a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas.

De la redacción de Gaudium Press, con información de Carmelitas Descalzos.

Conoce a Isabel de la Trinidad:

Tags:
almaoraciontrinidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
4
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
5
Redacción de Aleteia
Papa Francisco: Que sus hijos los vean besándose
6
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
7
BART DE WEDER
Aleteia Image Department
Custodio de un pequeño milagro
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.