Aleteia

La cabeza del “Niño de Ontario”: La reacción en las redes sociales provoca algo insólito

Comparte

Un nuevo esperpéntico trabajo de restauración de arte sacro muestra que lo barato sale caro

Después de que, el año pasado, fuese robada la cabeza del Niño Jesús de la imagen de mármol que se encuentra en el jardín de la iglesia de St. Anne Des Pins (Ontario, Canadá), una artista local de nombre Heather Wise tuvo a bien intentar hacer una nueva cabeza para la imagen del Niño. Dado que el precio de una cabeza nueva en mármol oscila entre los $6000 y los $10000, el párroco, el Padre Gerald LaJeunesse, aceptó de buena gana.

El resultado, sin embargo, comprobó una vez más que, como dice el dicho, lo barato sale caro, y el trabajo de Wise fue blanco de crítica y burla a través de las redes sociales, convirtiéndose en poco tiempo en un meme, como ya había sucedido con el llamado Ecce Homo de Borja, otro caso célebre de restauraciones “espontáneas”.

Lo que ni el párroco ni la artista sospecharon es que los ladrones, a la vista de lo ocurrido, terminarían por devolver la cabeza robada del Niño.
Lo que ni el párroco ni la artista sospecharon es que los ladrones, a la vista de lo ocurrido, terminarían por devolver la cabeza robada del Niño.

Lo que ni el párroco ni la artista sospecharon, como se lee en esta nota publicada por ACI Prensa, es que los ladrones, a la vista de lo ocurrido, terminarían por devolver la cabeza robada del Niño. El Padre LeJeunesse declaró a CNN “estar feliz por el resultado” y “agradecido con la artista”, aunque también afirmó que añadirá un perno más largo en el cuello de la imagen del Niño, y que contratará a un profesional para pulir algunos detalles dañados de la imagen.

“A veces”, añadió el sacerdote, “la Internet juega a tu favor”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.