Aleteia

Si los indígenas no son sujetos de su propia historia, estamos violando sus derechos

sandy marie-CC
Comparte

Encuentro del cardenal Hummes con los pueblos indígenas de la amazonía del Ecuador

Uno de los cardenales más cercanos al corazón –y a la concepción de Iglesia latinoamericana—del papa Francisco es, sin duda, el cardenal brasileño Claudio Hummes, quien, además, es el presidente y delegado del Papa en la Red Eclesial Panamazónica (REPAM).

Esta semana, el cardenal Hummes ha cumplido una cita con los pueblos indígenas de la amazonía del Ecuador, con reuniones con el episcopado de ese país, con comunidades indígenas y participando en el «Encuentro de Diálogo con los pueblos Amazónicos del Ecuador», de la REPAM, que se reunió del 21 al 23 de octubre, en la ciudad de Puyo.

En Quito, durante la última etapa de su estancia en Ecuador, el cardenal Hummes tocó un tema preferido del papa Francisco: la necesidad de los pueblos indígenas de ser sujetos de su propia historia y no vivir a la sombra de la cultura del descarte, como hasta ahora la mayor parte de los pueblos originarios han vivido en América Latina.

Los pueblos indígenas, señaló el cardenal Hummes, «tienen el derecho de ser sujetos de su propia historia, nosotros no podemos ser quienes decidan lo que ellos deben ser. Son ellos los que deben construir su camino, su historia, su cultura.

Más adelante, en el encuentro del Comité Ampliado de la Red Eclesial Panamazónica, añadió que los indígenas tienen el derecho a la tierra, al igual que en las otras culturas. “Es importante la ciencia, la tecnología; pero son ellos los que deben decidir qué es lo interesante para ellos en su momento, en su caminar”, señaló el cardenal brasileño.

E insistió en que los pueblos indígenas tienen el derecho de aceptar de otras culturas aquello que según su comprensión crean que deben aceptar.

Caminar juntos y escucharlos

Por otro lado, el purpurado cuestionó que los indígenas no son escuchados cuando se emprenden proyectos que se realizan en sus territorios.

En Brasil, en donde todos los grandes proyectos de desarrollo son decididos por el gobierno central y definidos para realizarse en la Amazonía como proyectos hidroeléctricos, de agro negocios, producción de soya, producción ganadera, deforestación, minería, son planificados en Brasilia, por el gobierno central, explicó Hummes.

“A pesar de que la ley exige que se escuche a las comunidades afectadas, normalmente no se lo hace, y cuando se hace no se la toma en cuenta; se escucha pero eso no cambia nada, porque la ley no dice que la opinión de la comunidad debe hacer parte del proyecto», denunció el purpurado.

Para el cardenal brasileño, «mientras no seamos capaces de devolver a los pueblos originarios el derecho a ser sujetos y protagonistas de su historia, nosotros estamos violando sus derechos. Solamente el día en que esto ocurra, en que ellos tomen en sus manos su historia, solo ahí se sentirán como nosotros, y eso es fundamental para la Iglesia».

Con información de SIGNIS

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.