¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Mujeres jóvenes cristianas que escaparon del ISIS lo atribuyen a la Virgen María

Comparte

Permanecieron 8 horas escondidas bajo la cama en una habitación usada por los terroristas

Detalles, vía CNA: 

Siete mujeres jóvenes en Kirkuk atribuyen a la Virgen María el haber sobrevivido a ocho horas horribles escondidas bajo camas mientras combatientes del grupo Estado Islámico usaban su habitación como escondite durante un asalto a la ciudad iraquí.

“La Virgen María estaba con ellas”, dijo el sacerdote Roni Momika a Catholic News Agency el 23 de octubre.

El sacerdote, que ejerce su ministerio en campamentos de refugiados de Ankawa, provincia de Erbil, en el norte de Irak, estuvo en contacto telefónico con dos de las chicas mientras estaban escondidas bajo las camas. Le ofrecieron un relato pormenorizado de lo que sucedía.

Siete mujeres estudiantes universitarias de Kirkuk se encontraron bajo la amenaza del ataque del autodenominado Estado Islámico sobre la ciudad el pasado viernes 21 de octubre.

“Daesh entró en la casa de nuestras estudiantes, las chicas”, informó el sacerdote.

Cuando oyeron que llegaban los combatientes, las mujeres se lanzaron bajo las cuatro camas de una de las habitaciones, donde pasaron desapercibidas ocho horas, mientras los combatientes de Daesh usaban la habitación como refugio para comer, rezar y esconderse de las Fuerzas Armadas Iraquíes.

“Yo estuve hablando con ellas todo el tiempo”, dijo el padre Momika, señalando que había “una chica fuerte” que le dijo: “Padre, seguiré hablando con usted y contándole todas las novedades y lo que esté diciendo Daesh”.

Durante el tiempo que estuvieron allí, los combatientes no solo comieron y rezaron, sino que también usaron las camas para atender a dos de sus miembros que habían resultado heridos.

Puede leer el resto del artículo, en inglés, aquí.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.