Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los monjes “olvidados” de Mosul: ¿Dónde está Occidente?

©Credit Michael Runkel / Robert Harding Premium / Robertharding
Syrian Orthodox Monastery Mar Mattai, (St. Matthews Monastery) overlooking Mosul, Iraq, Middle East
Comparte

Sólo quedan 7 de los miles de monjes que había en la zona de la Llanura del Nínive

Este lunes dio comienzo la gran batalla. Mosul, la mayor ciudad del Estado Islámico, está siendo atacada por las fuerzas iraquíes. En esta batalla se juega el control del país y el comienzo del fin del Califato del ISIS. Mosul fue la ciudad elegida, hace dos años, por Abu Bakr al Bagdadi para dar a conocer al mundo su intención de proclamar un Estado Islámico.

A tan sólo cuarenta kilómetros de Mosul y a veinte del Califato se encuentra un monasterio, el de San Mateo, donde siete hermanos decidieron resistir. Son los últimos monjes de una red de monasterios de la cual ya no queda nada o casi nada.

Allí se encontraban Rabban Hormizd y Beth `Abhe de los siglos VI y VII, Mar Bihnam, Mar Gewargis (San Jorge), Mar Mikhael (San Miguel).

San Mateo (Mar Mattai) fue uno de los más importantes claustros del mundo cristiano. Ahora sólo quedan siete monjes. Desde allí, horas antes del gran ataque, lanzan un grito al mundo occidental: “¿Dónde está Occidente cuando el ISIS nos masacra?”.

El Confidencial ha estado allí y publica un reportaje donde muestra la vivencia diaria de este monasterio siro-ortodoxo, el más antiguo de Irak. El albacea del templo, fray Yusef Ibrahim, explica cómo los yihadistas quedaron a unos pocos kilómetros de allí. Están a solo cinco kilómetros de los peshmerga. Una atalaya privilegiada para entender lo que allí esta ocurriendo.

“No hay esperanza, vamos a desaparecer de Oriente Medio. Estamos solos. Hace muchos años que la comunidad internacional ha abandonado a los cristianos en Irak”, critica el hermano Yusef, que aun así confiesa la promesa que han realizado: “No nos iremos. Aguardaremos aquí nuestro destino”.

Siguen celebrando misa con los pocos feligreses que llegan de Erbil o el Kurdistán iraquí. Una minúscula muestra de la religiosidad y los cristianos que convivían en la llanura del Nínive.

Yusef explica en El Confidencial que la persecución de los cristianos en Irak no es sólo cuestión del fundamentalismo islámico. Según él hay razones más profundas con las que habría que remontarse más de 30 años.

“¿Dónde estaba Occidente cuando masacraron a los cristianos en 2006 en Dora (un suburbio de Bagdad) o en 2008 en Mosul?”, se pregunta. O con las matanzas de cristianos entre 2004 y 2008, la destrucción de templos como la Tumba de Jonás en Mosul, el antiguo monasterio de Mar Behnam en Qaraqosh y las iglesias de Bartella.

“Sin los cristianos de Irak se extinguirá una cultura milenaria y una de las lenguas más ancestrales de Mesopotamia, el arameo (la lengua que hablaba Cristo)”, advierte Yusef.

Lee aquí el reportaje íntegro 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.