Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Alerta en la frontera: la detención de niños no acompañados en su segundo nivel histórico

Ken Bosma
Comparte

408.870 inmigrantes indocumentados detenidos en el año fiscal 2016 por la "Border Patrol"

Las niñas, los niños y los adolescentes no acompañados vuelven a ser un foco de alarma en la frontera sur de los Estados Unidos, los 3.000 kilómetros que comparte el país más poderoso del planeta con México. Y con Centroamérica, El Caribe, África…

La Border Patrol (la Patrulla Fronteriza o “La Migra”, como se le conoce en el argot norteño de México) arrestó a 408.870 inmigrantes indocumentados (aunque en Estados Unidos se les llama “ilegales”) durante el pasado año fiscal 2016 que concluyó el 30 de septiembre.

Pero lo más preocupante fue el incremento en la detención de niñas, niños y adolescentes no acompañados: 50% más que en el año fiscal 2015; y solamente poco menos de 9.000 menores que el “año caliente” de la “crisis humanitaria”: el año fiscal 2014.

Este renglón, que tanto preocupa al papa Francisco, muestra el tamaño de la crisis que se está viviendo con la violencia y la pobreza en diversos países de América Latina y El Caribe, y más concretamente en el “Triángulo Norte” de Centroamérica: en El Salvador, Guatemala y Honduras, aunque también México aporta un número considerable de pequeños indocumentados viajando sin compañía de un adulto a Estados Unidos.

De acuerdo con las cifras del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), en el año fiscal 2013 fueron detenidos 38.759 menores. Para 2014 la cifra subió a 68.541 (récord histórico). En 2015 bajó a 39.970, y en 2016 volvió a incrementarse hasta llegar a 59.692 menores no acompañados detenidos por la Border Patrol.

Una cifra que ha roto todos los récords es la de miembros de familias, que en este año fiscal 2016 llegó a 77.674 detenciones contra 39.838 en 2015; 68.445 en 2014 y 14.855 en 2013. Sin embargo ha bajado mucho la inmigración de indocumentados individuales: de 360,873 detenidos en 2013, en 2016 fueron 271,504.

Hasta el momento, el año fiscal 2014 ha sido el que mayor número de detenciones totales ha registrado con 479.371 personas detenidas (entre menores de edad no acompañados, miembros de familias e individuos). Le sigue 2013 con 414.397 personas y 2016 con 408.470 detenidos.

¿Qué lecciones se pueden sacar de estas y otras cifras? Que está disminuyendo considerablemente el número de mexicanos que cruzan la frontera norte en busca del “sueño americano”, lo mismo que el cruce de adultos solteros, pero que aumenta el número de familias y de niñas, niños y adolescentes no acompañados que están huyendo, particularmente de algunos países de Centroamérica.

El mandato de Barack Obama –que termina en enero de 2017—no pudo destrabar ni desarrollar una reforma migratoria comprensiva en ocho años y, en cambio, se convirtió en una especie de máquina de deportaciones, llegando a poco más de dos millones de repatriados.

La siguiente administración, sea quien sea quien encabece el gobierno de los Estados Unidos, tendrá que enfrentar esta nueva versión de la “crisis humanitaria” que tiene rostros de niñez desesperada.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.