¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Irak; Sandri: “Esperanzas y temores por la ofensiva contra el EI”

Comparte

Entre los cristianos, sobre todo sirios e iraquíes, la noticia de la ofensiva contra el bastión del auto-proclamado Estado Islámico «trae un respiro de esperanza. Claro, una esperanza que será probablemente dolorosa, porque provocará otras víctimas y, sobre todo, lo que tememos es que pueda hacer inocentes “utilizados” en estas circunstancias como si fueran escudos contra los enemigos. Entonces, esperamos que esta ofensiva sea verdaderamente realizada con el menor daño posible para las personas, sobre todo para los niños, y para todos los que todavía sufren tanto”.

Lo dijo a la Radio Vaticana el cardenal Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, que ha llevado el saludo y el aliento del Papa a las comunidades cristianas y a los prófugos sirios e iraquíes que se encuentran en Jordania. El purpurado volvió hoy por la mañana a Roma desde la tierra del Jordán, en donde participó, como enviado especial del Papa, en las ceremonias de la reapertura del Santuario-Memorial de Moisés en el Monte Nebo.

«He tenido la ocasión de saludar a los grupos de refugiados, sobre todo iraquíes, y les he transmitido el aliento y la bendición del Papa, diciéndoles que tienen que sentir que el Papa y toda la Iglesia están con ellos, que no deben perder nunca la esperanza en la ayuda de Dios y de la fuerza que Dios les dará para poder construir un futuro», explicó el purpurado.

«Aprovechando de mi presencia en nombre del Papa —añadió el cardenal Sandri—, justamente en el Monte Nebo, desde donde Moisés vio la Tierra Prometida, me he referido a muchas “tierras prometidas” que todos los días evocamos: la paz, el cese de las guerras y de la violencia en el nombre de Dios. Y, entonces, dije que todos esperábamos estas “tierra prometida”, estos cielos y tierra nuevos, un futuro de fraternidad, solidaridad y espíritu de respeto por la dignidad del hombre y de la mujer en todo el mundo. Es una nueva tierra prometida que hay que construir a pesar de todas las dificultades del mundo de hoy».
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.