Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El experimento sobre la belleza femenina que conmueve hasta las lágrimas a los hombres

Comparte

Mira lo que ocurre cuando algunos hombres ven fotografías de mujeres

Hace diez años, la empresa cosmética Dove impactó al mundo con un revelador vídeo en el que se detallaban los numerosos pasos necesarios para transformar una modelo en alguien “hermosa” a ojos del mundo.

En el vídeo, Dove desveló la belleza “photoshopeada” que nos rodea y empezó su propia campaña contra la visión distorsionada de la belleza con la que se educan con admiración las jóvenes.

Lo que motivó su campaña Belleza Real fue su propia investigación, según la cual descubrieron que únicamente “un 2 por ciento de las mujeres entrevistadas se consideraban hermosas”.

Así que Dove decidió revisar su misión y ha estado trabajando desde entonces para ayudar a mujeres de todas las edades a valorar su propia y única belleza personal.

Según declara la compañía en su sitio web: “Queremos que las mujeres y niñas de todas las edades perciban la belleza como una fuente de confianza y no de ansiedad. (…) Por eso estamos en una misión para ayudar a la próxima generación de mujeres a desarrollar una relación positiva con su apariencia, ayudándolas a construir su autoestima y alcanzar su máximo potencial”.

Desde que su primer vídeo se hizo viral, Dove ha producido una serie de anuncios inspiradores.

En 2013 la compañía se centró en vídeos por la “Belleza Real”, en los que “cada mujer es el sujeto de dos retratos dibujados por Gil Zamora, artista forense entrenado por el FBI: un retrato se basaba en la propia descripción del retratado y el otro usando observaciones de un desconocido”.

El resultado es que cuando se comparaban ambos retratos, la mujer quedaba sorprendida por cómo otras personas la encontraban más hermosa de lo que ella misma se veía.

Luego, en 2014, Dove se centró en el legado que las madres transmitían a sus hijas y en cómo los niños recogían esa visión de la belleza que tienen sus padres.

A comienzos de este año, Dove creó una campaña en Estados Unidos con el nombre “#MyBeautyMySay” que en México, por ejemplo, se conoció como #MiBellezaMiDecisión, en la que mujeres comunes y corrientes de todas las edades mostraban su confianza en la singularidad de su belleza.

Más recientemente, Dove ha empezado una nueva serie de vídeos en Portugal en la que piden a hombres que describan la belleza de una mujer que tienen en una pantalla delante de ellos, mientras se les controla el ritmo cardiaco.

Al principio ven imágenes de modelos y sus corazones continúan estables mientras describen a las mujeres con poca emoción.

Luego se le muestra a cada hombre una imagen de su esposa, hija o una familiar cercana. Los ritmos cardíacos se aceleran inmediatamente y los hombres describen la belleza de la mujer en cuestión con gran ternura y emotividad.

El objetivo del anuncio es mostrar a las mujeres lo hermosas que son a los ojos de los hombres que de verdad las aprecian.

Y realmente revela el hecho de que estos hombres las quieren tal y como son, y no están sujetas a comparaciones con la percepción del mundo sobre la belleza. Las “imperfecciones” externas de estas mujeres, ellos las señalan como cualidades que las hacen hermosas.

Aunque algunos han criticado las iniciativas de Dove por poner demasiado énfasis en la “belleza”, la marca también ha sido elogiada por desafiar los cánones de belleza culturales, además de por haber defendido recientemente a atletas femeninas que fueron criticadas por su aspecto.

A fin de cuentas, Dove nos recuerda que nunca deberíamos recurrir a conceptos modernos de belleza para determinar nuestra valía.

Todos somos hermosos y nuestra dignidad humana nunca debería quedar reducida a las apariencias. Dios nos creó y nos ama incondicionalmente, al margen de nuestro aspecto o de cómo nos sintamos con nosotros mismos.

Si pudiéramos escuchar atentamente a Dios, nos diría: “Toda tú eres bella, amada mía; no hay en ti defecto alguno” (Cantares 4:7).

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.