Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 06 marzo |
Santa Rosa de Viterbo
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa: “las «mentiras» de mi abuela contra la hipocresía”

Vatican Insider - publicado el 14/10/16

Para seguir al Señor es fundamental no engañarnos, no decirnos mentiras, y así no caemos en la hipocresía, esa esquizofrenia espiritual que nos lleva a decir muchas cosas sin practicarlas. Es lo que dijo Papa Francisco durante la homilía de la misa matutina que ofició en la Capilla de la Casa Santa Marta, según indicó la Radio Vaticana.

En el Evangelio del día, recordó el Pontífice, Jesús invita a cuidarse de la «levadura de los fariseos», que es la hipocresía. El Papa observó que «hay una levadura buena y una levadura mala. La levadura que hace crecer el Reino de Dios y la levadura que solo crea la apariencia en el Reino de Dios. La levadura —afirmó— siempre hace crecer; y hace crecer, cuando es buena, de manera consistente, sustanciosa, y se vuelve un buen pan, una buena pasta: crece bien. Pero la mala levadura no hace crecer bien». Para explicarse mejor, Francisco contó una anécdota de su infancia: «Yo recuerdo que en Carnaval, cuando éramos niños, la abuela nos hacía galletas, y era una pasta muy delgadita, delgadita, delgadita. Luego la echaba al aceite y esa pasta se inflaba, se inflaba… y cuando nosotros empezábamos a comerla, estaba vacía. Y la abuela nos decía (en el dialecto las llamábamos “mentiras”) “estas son como las mentiras: parecen grandes pero no tienen nada dentro, ahí no hay nada en verdad, nada de sustancia”. Y Jesús nos dice: “Tengan cuidado con la mala levadura, la de los fariseos”. Y, ¿cuál es? Es la hipocresía. Cuídense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía».

La hipocresía, prosiguió el Papa, es cuando se invoca al Señor con los labios pero el corazón está lejos de Él: «Es una división interna. Se dice una cosa y se hace otra. Es una especie de esquizofrenia espiritual. Y luego, el hipócrita es un simulador: parece bueno, cortés, pero detrás de sí tiene un puñal, ¿eh? Pensemos en Herodes: ¡con cuánta cortesía (y espantado por dentro) recibió a los Magos! Y luego, cuando se despidió, dice: “Vayan, pero luego regresan y me dicen dónde está este Niño para que yo también vaya a adorarlo”. ¡Para matarlo! El hipócrita que tiene una doble cara. Es un simulador. Jesús, hablando con estos doctores de la ley, dice: “Estos dicen y no hacen”. Es otra forma de hipocresía. Es un nominalismo existencial: los que creen que con decir las cosas y está hecho todo. No. Las cosas hay que hacerlas. No solo hay que decirlas. Y el hipócrita es un nominalista, cree que diciendo se hace todo. Y luego, el hipócrita es incapaz de acusarse a sí mismo: nunca encuentra en sí ni una mancha; acusa a los demás. Pensemos en la paja y la viga, ¿no? Y así, podemos describir esta levadura, que es la hipocresía».

El Papa invitó a hacer un examen de conciencia para comprender si crecemos con la levadura buena o con la levadura mala. Hay que preguntarse: «¿Con cuál espíritu hago las cosas? ¿Con cuál espíritu rezo? ¿Con cuál espíritu me dirijo a los demás? ¿Con el espíritu que construye? ¿O con el espíritu que se vuelve aire?». Es importante, concluyó, «no engañarnos, no decirnos mentiras, sino la verdad».

«¡Con cuánta verdad se confiesan los niños! Los niños nunca, nunca, nunca dicen una mentira en la confesión: nunca dicen cosas abstractas. “Hice esto, hice lo otro, hice…”. Concretos. Los niños, cuando están ante Dios y ante los demás, dicen cosas concretas. ¿Por qué? Porque tienen la buena levadura, la levadura que los hace crecer como crece el Reino de los Cielos. Que el Señor nos dé, a todos nosotros, el Espíritu Santo y la gracia de la lucidez de preguntarnos con cuál levadura crecemos; ¿cuál es la levadura con la que yo actúo? ¿Soy una persona leal, transparente o soy un hipócrita?».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
6
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
7
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.