Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 17 abril |
San Roberto de Molesmes
home iconActualidad
line break icon

CINE Y VALORES Una historia casi divertida, o el problema de hacerse un quién

Marcelo López Cambronero - publicado el 13/10/16

Una suave crítica social teñida de ironía que nos deleita a la vez que nos despierta

Dicen que los dueños de los perros acaban por parecerse a sus queridas mascotas, o viceversa, y no debería extrañarnos tanto: si nuestra especie ha atravesado todas las trincheras de la historia superando las invasiones víricas y la pasión exterminadora de sus semejantes es porque posee una capacidad inigualable para adaptarse al entorno, o para transformarlo y que se adapte él (el entorno) al hombre.

Todos acabamos pareciéndonos a las ciudades, ambientes y culturas en las que vivimos -y que hemos creado entre todos- hasta llevar camisetas estampadas con edificios posmodernos, piercings que son clips de oficina o hasta utilizar expresiones cool del idioma dominante, aunque no sea el nuestro.

Sin embargo, no todos los individuos humanos tienen la misma capacidad de adaptación o, por aras de nuestra caprichosa subjetividad, ni siquiera nos apetece adaptarnos tanto, o según a qué. Y cuando conviven la cultural hip hop con los trajes ajustados hasta el derrame cerebral de Alessandro Dell’Acqua, cuando los mentoring nos piden que seamos nosotros mismos en un mundo en el que la identidad se desdibuja, no resulta tan fácil eso de “hacerse un quién”. Pues justo de eso va esta gran película que hoy les presento: “Una historia casi divertida”.

Ni nos engañan ni nos dejamos engañar: Craig, el adolescente que protagoniza la cinta, no quiere suicidarse, aunque el pensamiento le ronde la cabeza. Lo que le pasa es que tiene miedo de la deriva que está tomando su vida y que podría llevarle más tarde o más temprano a tomar una decisión tan terminante.

El “pobre”, sin quererlo ni pedirlo, tiene los boletos que se supone le llevarán al éxito en la sociedad neoyorquina del momento. Ha entrado en un instituto de la más alta categoría, va a asistir a un curso de verano que va a disparar su currículum y, en fin, los que le rodean lo tienen por inteligente y exitoso. Sólo hay un problema en esta ecuación y es que él no es así, no es lo que se espera que sea, no es lo que alguien tenía ya previsto para él antes de que naciera.

No quiere adaptarse. Como no quieren o no pueden los otros enfermos mentales que le rodearán durante su breve estancia en la unidad psiquiátrica en la que termina ingresado. Enfermos, por cierto, que en más de un caso nos mostrarán la sensatez de cierta locura cuando todavía tiene un pie dentro del tiesto. Con ellos y con Craig nos pondremos a pensar, casi sin darnos cuenta, qué es lo que de verdad deseamos en la vida, qué merece la pena y por qué vamos a luchar -si es que nos apetece luchar por algo.

En definitiva, asistimos a la crisis de los 40 de un chico de 16 superdotado y tímido que guarda en su corazón joven ese idealismo, sencillez y claridad que olvidamos en algún lugar los que ya pisamos la mediana edad y que nos ayudaría a afrontar nuestras propias crisis sin caer en la demencia.

“Una historia casi divertida” tiene amor, pasión por la vida, afecto verdadero por la realidad, inteligencia, sentido del humor y mucho, mucho, de una suave crítica social teñida de ironía que nos deleita a la vez que nos despierta. Al final sentimos que hemos respirado aire fresco, que estamos un poco más descontaminados del ambiente y que -y esto es lo mejor- somos algo más nosotros mismos.

Tags:
cine
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
3
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
4
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
5
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.