Aleteia

¿Quién es el nuevo cardenal de Venezuela?

Arquidiocesis de Merida
Comparte

Baltazar Porras fue garante de la vida de Hugo Chávez durante “su renuncia” en los sucesos de abril de 2002

Las primeras palabras del arzobispo de Mérida, Baltazar Enrique Porras Cardozo, tras conocer su nombramiento como sexto cardenal de Venezuela, revelaron no solo la humildad con la que asume su nueva responsabilidad, sino el deseo de continuar desde esa alta investidura el trabajo por la paz y el reencuentro entre los venezolanos.

Significa un llamado a la esperanza y a la superación de la crisis que sufre el país”, dijo al ser citado sobre su designación, reconociendo que fue tomado por sorpresa, y además, se enteró por los medios de comunicación y de las redes sociales en concreto.

En efecto, el domingo 9 de agosto, los madrugadores que vieron la misa dominical del Papa Francisco en Roma, aunque con cierta incredulidad, comenzaron a llenar las redes sociales y grupos de WhatSapp en espera de los pronunciamientos oficiales.

La confirmación llegó desde Roma a través de las agencias informativas allegadas al Vaticano. Luego, a las 8:14, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), dijo en Twitter: “Papa Francisco nombra Cardenal a Mons. Baltazar Porras,Arzobispo de Mérida. Felicitaciones @bepocar #Cardenalporras”. Venezuela tenía un nuevo Cardenal.

Baltazar Porras tenía horas en San Fernando de Apure, donde el nuevo obispo Alfredo Enrique Torres Rondón, tomaba posesión del cargo a las 8 de la mañana. A su regreso expresó que la designación es una bendición para el país.

Demuestra el cariño que el papa tiene por nosotros (…) Más allá de cualquier conflicto o diferencia, debemos complementarnos mutuamente”, dijo vía telefónica a Globovisión.

¿Pero, quién es este sacerdote que tanto revuelo ha causado en Venezuela a raíz de su nombramiento como el sexto cardenal en la historia del país?

Sus más allegados lo describen como un hombre de profunda formación intelectual. Es historiador, escritor y columnista semanal de varios medios del país, y otros vinculados a la Iglesia en el exterior. Tan profunda e intensa es su formación, como rápida su disponibilidad para acompañar a los más necesitados. Asume la denuncia ante los poderes del Estado y gobiernos de turno, cuando éstos olvidan cumplir sus funciones.

El portal Reporte Católico Laico, dio a conocer una breve reseña biográfica del nuevo Purpurado de Venezuela, destacando que obtuvo en 1966 la licenciatura en teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. En 1977, consiguió el doctorado en teología pastoral en el Instituto Superior de Pastoral de la Universidad de Salamanca.

Es ordenado sacerdote el 30 de julio de 1967; y consagrado como obispo auxiliar de Mérida el 17 de septiembre de 1983. Ascendió como arzobispo de Mérida el 30 de octubre de 1991 y tomó posesión del cargo el 5 de diciembre de ese mismo año.

Garante de la vida de Chávez

Un dato importante lo recuerda como presidente de la CEV entre 1999 y 2006. Desde el 2007 y hasta el 2011, es vicepresidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). En esa época “fue un crítico del gobierno del presidente Hugo Chávez, lo que le trajo como consecuencia agresiones verbales por parte del fallecido mandatario y de sus seguidores”, revela RCL. “No obstante esa evidente animadversión quedará para la historia el momento cuando Baltazar Porras Cardozo aceptó de buen grado acompañar a Chávez en su temporal salida del poder, durante los sucesos de 2002”.

Junto al también obispo José Luis Azuaje, “sirvió como garante de la vida de quien por un día fue temeroso ex-presidente para regresar después”, precisa el portal.

Signo de la atención del Papa hacia Venezuela

Reconoció que su nombramiento “es un signo más de los muchos que ha dado el Papa Francisco de cercanía y de preocupación por la situación que vive Venezuela”.

El Episcopado ha manifestado “la necesidad de concertación, de una salida pacífica a la crisis que vivimos y sea expresión de la necesaria concertación de una sociedad que es plural”, dijo el nuevo Purpurado. Hasta ahora no ha habido un pronunciamiento oficial por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.