Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 26 octubre |
Frei Galvao
Aleteia logo
home iconViajes
line break icon

Múnich no es sólo Oktoberfest: conoce la “Frauenkirche”

peter-cc

Daniel Esparza - publicado el 10/10/16

Las torres de la catedral de la capital de Baviera pueden ser vistas desde toda la ciudad

Si Múnich es el corazón de “la católica Baviera”, el corazón de Múnich podría ser el Dom zu Unserer Lieben Frau, llamada informalmente “la Frauenkirche”, en plena Frauenplatz, a escasas cuadras de la también emblemática Marienplatz, la Plaza de la Virgen María, justo frente al Nuevo Ayuntamiento (Neues Rathaus) y a unas pocas cuadras de la Hofbräuhaus, la tradicional cervecería fundada por Guillermo V, duque de Baviera, en 1589.

Sus torres, de 99 metros de alto cada una, pueden ser vistas desde cualquier punto de la ciudad, gracias a una ordenanza municipal que prohíbe la construcción de edificios de más de 100 metros de alto.

El detalle interesante de estas torres, sin embargo, no es su altura (a pesar de que desde la torre sur incluso pueden verse los Alpes) sino, más bien, las cúpulas que las coronan.

El detalle interesante de estas torres, sin embargo, no es su altura (a pesar de que desde la torre sur incluso pueden verse los Alpes) sino, más bien, las cúpulas que las coronan.
Mike Steele-cc
El detalle interesante de estas torres, sin embargo, no es su altura (a pesar de que desde la torre sur incluso pueden verse los Alpes) sino, más bien, las cúpulas que las coronan.

Originalmente, las torres debían terminar en agujas, como el diseño gótico tardío de la edificación lo exige. La idea era que esta catedral recordase a la de Colonia, pero la falta de dinero impidió que la construcción terminase como estaba planeada.

Si bien todo el edificio tardó sólo 20 años en ser levantado –algo inusual cuando pensamos en lo que usualmente se demora la construcción de una catedral-, las torres sólo se concluyeron ya entrado el Renacimiento, lo cual explica por qué en lugar de agujas se construyeron dos cúpulas, que parecen cambiar radicalmente el estilo ojival del edificio.

Sin embargo, precisamente por su particularidad, se han convertido en un signo inequívoco de la ciudad.

Tags:
alemaniacatedralturismo religioso
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
6
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.