Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 18 mayo |
Santa Rafaela María Porras y Ayllón
home iconCuriosidades
line break icon

El Papa que «hizo desaparecer» 10 días del calendario

Lavinia Fontana [Public domain], via Wikimedia Commons

Daniel R. Esparza - publicado el 07/10/16

Gregorio XIII decidió enmendar, tanto como fuese posible, ciertas incomodidades que el calendario Juliano introducía en la celebración de los días santos

El calendario Juliano procuraba ajustar el tiempo cronológico al tiempo cosmológico, de modo que ciertas festividades coincidieran con momentos astronómicos determinados (equinoccios y solsticios, principalmente), recuperando la tradición egipcia que dividía el año en doce meses.

De acuerdo al calendario juliano (el que implantaría Julio César en el imperio romano en el año 46 AC), un año comprendía 365 días y seis horas (el tiempo que le toma al planeta completar su movimiento de traslación orbitando alrededor del sol).

Pero un fallo en el cálculo de los decimales condujo a un desajuste de once minutos, que obligaba a introducir un año bisiesto cada cuatro años, añadiendo un día extra, entre el 24 y el 25 de febrero, en los años que fuesen divisibles por cuatro. Si suena complicado, es porque lo es. Y precisamente por eso, en 1582, el papa Gregorio XIII introdujo una serie de modificaciones.

El problema del calendario juliano consiste, básicamente, en que la medición desfasa las estaciones del año, y en consecuencia las festividades litúrgicas siempre se celebraban más tarde.

Algunos intentos para fijar las celebraciones litúrgicas en una época del año ya se habían fijado incluso en el Concilio de Nicea, que había determinado con qué evento astronómico se debía hacer coincidir la celebración de la Pascua, por ejemplo.

Así, el papa Gregorio XIII ordenó a una comisión científica, compuesta por el cronologista italiano Luis Lilio, el jesuita Christophorus Clavius, el cosmógrafo Ignazio Danti y el matemático hispano Pedro Chacón, la creación del calendario que hoy utilizamos y que, por razones obvias, llamamos “Gregoriano”, que fijase el Equinoccio de Primavera del Hemisferio Norte el día 21 de marzo, y no el 11, como ya sucedía a inicios del siglo XVI, según se lee en esta excepcional nota publicada en el ABC de España.

La comisión, así, modificó el calendario juliano, manteniendo los años bisiestos cuyas dos últimas cifras fueran divisibles por cuatro, pero a la vez eliminando aquellos que fuesen coincidentes con cada centenario, y aquellos que se pudieran dividir por 400.

No es menos complejo que el calendario juliano pero, en resumen, el gregoriano fija 97 años bisiestos de 400, mientras que el de Julio César contaba 100.

Apenas cambiado el calendario, el 4 de octubre de 1582 se convirtió en el 15 de octubre de 1582 (en ese mismo día) y diez días desaparecieron súbitamente: los países que habían adoptado el calendario pasaron del 4 de octubre al 15, en una sola noche.

Eso explica, por ejemplo, por qué santa Teresa de Ávila, quien murió en Alba de Tormes el 4 de octubre de ese mismo año, fue enterrada el día 15. Es decir, apenas 24 horas después de fallecida, justo el día del cambio del calendario juliano al gregoriano.

Tags:
calendarioculturahistoriapontificadotiempo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
2
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
5
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
6
Catholicus
¿Qué significa el escapulario? ¿Es sólo una moda?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.