Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Vientre de alquiler: Las mujeres no somos mercancía

© Stephanie Sinclair
Comparte

#Notevendas

https://www.facebook.com/EduardoVerastegui/videos/10157579010555711/

En abril pasado, el gobierno mexicano aprobó una reforma contra el vientre de alquiler estableciendo límites a la gestación subrogada, entre los cuales determinaba que fuera gratis y que beneficiara sólo a nacionales.

Pero, ¿se ha erradicado así el problema de la utilización del cuerpo de la mujer para fines propios? ¿Hacerla una práctica gratuita lo vuelve más ético? ¿Qué pasa con el vínculo originario del bebé con su madre? ¿Quién es en este caso la verdadera madre de la criatura? ¿Y los derechos de los niños?

Siguen surgiendo dudas y preguntas al respecto de este tema tan polémico.

Son muchas las personalidades a nivel internacional que han levantado la voz para detener esta práctica contraria a la naturaleza humana y contraria a los principios morales y éticos cristianos. Este vídeo nos abre los ojos y permite darnos cuenta de cómo la práctica del vientre de alquiler “cosifica” a las mujeres y las convierte en meros productos de consumo. ¡No! Las mujeres y nuestros vientres no se venden. No somos mercancía.

Y tú, ¿qué piensas?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.