Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Puede un robot ayudarnos a querer ser padres?

In this Sept. 27, 2016 photo, Toyota Motor Corp. SMO Moritaka Yoshida, right, and Fuminori Kataoka, project general manager from Toyota Motor Corp., pose for photographers with compact sized humanoid communication robots, Kirobo Mini, during a press unveiling in Tokyo. The new robot from Japanese automaker Toyota Motor Corp. can’t do much else but chatter in a high-pitched voice.
(AP Photo/Shizuo Kambayashi)
Comparte

Toyota cree que sí, y ha lanzado al mercado a “Kirobo Mini”, un robot de apenas diez centímetros, con una misión

Pesa menos de 200 gramos y mide apenas diez centímetros: es “Kirobo Mini”, una versión miniatura de “Kirobo”, el robot astronauta de Toyota que, afirman sus fabricantes, “tiene la inteligencia de un niño de cinco años”, según se lee en el artículo publicado por El Mundo, de España.

El tamaño del “Kirobo Mini” no es sólo un asunto de portabilidad: está diseñado para poder ser llevado en el posavasos del vehículo, de modo que pueda hacer de copiloto, indicándole al conductor cuánto combustible ha consumido, y pudiendo llamarle la atención si lo nota agresivo al volante, gracias a una serie de sensores de expresiones faciales que le permiten reconocer estados de ánimo.

Pero tampoco es casual que el “Kirobo Mini” emule la inteligencia de un niño de cinco años: Toyota afirma que una de las intenciones detrás del lanzamiento del robot es la de avivar el espíritu materno y paterno de los japoneses en tiempos en los que tanto la tasa de envejecimiento como la de fertilidad del país son ya alarmantes.

Según un estudio de los investigadores Yoshida y Masahiro Ishigaki, si estas tasas no cambian drásticamente, en poco menos de dos mil años, la población total del Japón sería de una sola persona. Aparentemente, el “Kirobo Mini” tiene una dura tarea por delante.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.