Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Francisco y Welby unidos en la caridad, sin esconder divergencia por mujeres sacerdotes y obispos homosexuales

AFP PHOTO / POOL / TONY GENTILE
Pope Francis (L) meets Archbishop of Canterbury Justin Welby (R) during a private audience at the Vatican on October 6, 2016. / AFP PHOTO / POOL / TONY GENTILE
Comparte

El Papa y el primado anglicano firman una declaración común. Welby encuentra esta mañana al Papa y lo hace reír. Ver video

El papa Francisco y el primado anglicano Justin Welby firmaron una declaración conjunta para que la caridad sea el camino común irradiado por una nueva primavera misionera de los cristianos (católicos y anglicanos) en el mundo, aunque admitieron que “todavía no se ve” una solución a las “divergencias” sobre el “sacerdocio femenino y la sexualidad”.

Después el Pontífice y el Primado anglicano celebraron las Primeras Vísperas la tarde de este miércoles 5 de octubre en la iglesia San Gregorio al Celio de Roma, desde donde fue enviado a predicar en el siglo VI san Agustín de Canterbury a los territorios anglosajones.

Ambos líderes espirituales insistieron en el deseo de terminar con la división entre las dos Iglesias, que ocurrió en medio de las convulsiones de la Reforma que cumplirá 500 años.

Como ya lo hizo con el patriarca Kirill en La Habana, el Papa ratificó durante la homilía de ayer, después de la firma del documento con los anglicanos, que los cristianos “podemos y debemos estar unidos en la causa común de sostener y defender la dignidad de todos los hombres”.

El contexto de la firma ha sido la celebración del 50 aniversario de la inauguración del Centro Anglicano en Roma y el histórico encuentro en el Vaticano de papa Pablo IV con el entonces arzobispo de Canterbury, Michael Ramsey.

Francisco y Welby, en la declaración común, aceptan que aún existen divergencias antiguas y “nuevas circunstancias” que han provocado “nuevos desacuerdos”, particularmente en relación a “la ordenación de las mujeres” y temas más recientes relacionados con “la sexualidad humana”.

Específicamente, desde 1991, las mujeres en la Iglesia anglicana pueden ser sacerdotes y llegar a ser obispos. El clero tiene la posibilidad de casarse.

La resistencia católica sobre la “sexualidad humana” se deriva de la aceptación anglicana de obispos homosexuales. Además, el obispo de Canterbury ha tenido una posición de apertura respecto a los matrimonios del mismo sexo.

Entonces, queda hacer el bien y la oración como punto de partida. “No vemos todavía soluciones a los obstáculos que están frente a nosotros”, admiten los dos firmantes, pero “no estamos desanimados”. Las divergencias, de hecho, no deberían entorpecer “nuestra oración común”.

Asimismo, con pragmatismo en la declaración se avala que la unidad deberá seguir siendo un objetivo común, no obstante las “nieblas de la incomprensión y de la sospecha y, sobre nosotros, de las nubes oscuras de las desavenencias y de las controversias, formadas a menudo por razones históricas y culturales, y no solo por motivos teológicos”.

Precisamente, el Papa considera seguir este camino común bajo tres palabras clave: “oración, testimonio y misión”. Lo confirmó al día siguiente de la firma del documento, este jueves 6 de octubre, al recibir en audiencia a Welby y a un grupo de obispos anglicanos en la Sala de los Papas del Palacio Apostólico en el Vaticano.

La declaración es un paso más y forma parte del diálogo teológico iniciado en 1966. Así, será clave el trabajo que seguirán realizando los miembros de la Comisión Internacional Anglicano-Católica Romana (ARCIC) encargados de mejorar la relación.

Por su parte, el Primado Welby sostuvo que la “familia de Dios” necesita del buen pastor, “donde los débiles, los no nacidos, el tráfico, los moribundos, son tratados como estorbos”. Aquí, “estamos nosotros como enviados”.

Una curiosidad comentada por la prensa inglesa ha sido la elección de Welby de realizar el servicio durante las Primeras Vísperas con la ayuda de un sacerdote mujer, su capellán interino, Julia Pickles, que estuvo al lado del primado.

El Obispo de Roma afirmó en su predicación de ayer ante Welby que “Dios, en cuanto Pastor, quiere la unidad en su pueblo y desea que principalmente los pastores se prodiguen por esto”.

En este sentido, en octubre, la agenda del Papa está volcada en la construcción de la unidad cristiana. De ahí, el programa cumplido del reciente viaje en Georgia con el abrazo al Patriarca ortodoxo Ilia II y el futuro viaje que realizará al final del mes a Lund, Suecia, en ocasión de la conmemoración ecuménica conjunta de la Reforma de Martin Lutero.


Leer también: El diálogo ecuménico no es un lujo


Risas en el encuentro de esta mañana entre el Papa y el primado Welby

El papa Francisco y el Primado de la Iglesia anglicana Justin Welby se encontraron este jueves 06 de octubre en la mañana en un clima muy relajado. El arzobispo de Canterbury hizo reír al Pontífice con un chiste: “¿Sabe cuál es la diferencia entre un liturgista y un terrorista? Con el terrorista se puede negociar”.

El Obispo de Roma se retorció de la risa en su silla en la Biblioteca del Palacio Apostólico momentos antes de dirigirse a la Sala de los Papas para dar un discurso a un grupo de obispos anglicanos, encabezados por Welby, sobre el nuevo camino ecuménico cumplido ayer con la declaración conjunta y la celebración del 50 aniversario del encuentro entre Pablo VI y el Primado Anglicano, Michael Ramsey. El momento ha sido documentado por el director de la Oficina de Información de la Santa Sede, Greg Burke.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.