Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 02 agosto |
San Eusebio de Vercelli
home iconEstilo de vida
line break icon

Esposa se queja con su marido por el exceso de trabajo pero luego se lleva una lección sin enojos, sin gritos, sin palabras

Love What Matters

Aleteia Team - publicado el 30/09/16

Muchas veces miramos sólo nuestra parte y cometemos injusticias con el otro

Es casi imposible, hoy en día, no estresarse con la presión de lo cotidiano: trabajo, estudios, hijos, matrimonio, noviazgo, más trabajo, padres, amigos, tareas domésticas, más trabajo…

En este contexto, es común sentir que falta más ayuda de las otras personas – y eso muchas veces es verdad. Pero no siempre. También es común –más común de lo que parece– exagerar en las quejas, mirar sólo nuestra parte y cometer injusticias con el otro.

Fue lo que sucedió en una historia compartida por la página Love what matters (Ama lo que importa), en Facebook, respecto a una esposa en relación a su marido.

La esposa estaba agotada: el marido no iba a casa por causa del trabajo, mientras que ella tenía que trabajar medio día y encargarse de toda la administración de la casa el resto del día, lo que también incluía cuidar de los hijos. Fue ahí que ella se quejó. Dijo que le gustaría tener tiempo, por lo menos un poco de tiempo para sí misma, ya que pasaba todo el tiempo haciendo cosas para los demás.

Unos minutos después, su marido se sentó en la mesa para cenar. Él mismo se había servido su plato. Ella miró esa escena: estaba claro que él también estaba exhausto pues ni siquiera había querido transformar esa queja de la esposa en una pelea. Él pidió simplemente disculpas.

Y la escena no terminó ahí. Una hija de la pareja, Charlotte, se sentó al lado de su padre para distraerlo un poco, y terminó comiéndose toda su comida, sin que el padre reclamara. La esposa entonces se conmovió.

Su marido, al final, también tenía un trabajo agotador y pesado como granjero. Y no sólo pesado en términos físicos, sino también psicológicos: cualquiera que tenga una vaga idea de la vida en el campo es capaz de imaginar lo estresante que es la incertidumbre de los resultados de tanto esfuerzo.

¿Será que el plantío se dará este año? ¿Será que la naturaleza va a colaborar? ¿Será que los precios van a valer la pena?

Aquel hombre trabajaba. Y de qué manera. Todo el santo día, ahí estaba él matándose para dar una vida segura a su familia; y a ella y a sus hijos.

La esposa se acordó entonces de todos los momentos agradables en que ella tenía la oportunidad de vivir todos los días con sus hijos, a diferencia del marido, que necesitaba pasar todo el día en el campo, sin poder disfrutar de esos momentos.

“Yo tengo la oportunidad de bañarlos, de oír las risas, los gritos de los niños. Puedo abrazarlos, apretarlos, besarlos y sentir su cariño tres horas más que él, todos los días. Él también se está sacrificando. Tal vez más que yo”.

Gratitud: fue esta la postura que ella adoptó con más conciencia. Fue esta la invitación que le dejó a los lectores.

Tags:
amorestresfamiliamatrimoniotrabajo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
5
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
6
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
7
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.